El Sindicato de Choferes de Camiones informó esta noche que iniciará "un plan de lucha nacional y en diversos sectores" de la actividad ante el vencimiento de la conciliación obligatoria en la empresa Siderar y "la ausencia de voluntad de la firma para resolver el conflicto".

Pablo Moyano

Un comunicado firmado por los secretarios general adjunto y Gremial de la organización, Pablo Moyano y Marcelo Aparicio, respectivamente, indicó que hoy venció el período hábil de la conciliación obligatoria oportunamente dispuesto por el Ministerio de Trabajo en el marco del conflicto con la compañía Siderar.

Los dirigentes subrayaron que "la empresa demostró una vez más su ausencia de voluntad para resolver una situación en la que 18 familias quedaron sin trabajo" y sin percibir sus indemnizaciones.

"La compañía logró amasar una fortuna por la explotación de trabajadores y pequeñas y medianas empresas (Pymes), dejándolos de lado y tratándolos como sobra de la sociedad", puntualizaron.

Moyano y Aparicio señalaron que el gremio iniciará un plan de lucha nacional en diversos sectores o ramas de la actividad.

En febrero último, el sindicato había aplicado bloqueos en varios establecimientos de Terniun Siderar, del Grupo Techint.

Los bloqueos se realizaron desde el 24 de febrero último en las plantas de San Nicolás, Ensenada y Canning, e impidió durante varios días el ingreso y egreso de camiones.

El conflicto se originó cuando la empresa transportista Vilatella & Valls S.A., contratada por Siderar para trasladar insumos, ingresó en concurso preventivo a mediados de 2012 y produjo despidos, por lo que el gremio exige el pago de indemnizaciones.

Moyano y Aparicio no ofrecieron aún detalles respecto de la fecha de inicio de la protesta ni de sus alcances y características.