A través de la Dirección Municipal de Derechos Humanos, un grupo de estudiantes de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) visitaron el ex Pozo de Banfield y conocieron más sobre la triste historia que acuña el lugar.

 

Acompañados por la profesora Mónica Szumurk, investigadora del Conicet, un grupo de estudiantes de investigación conversó sobre el estado de situación al tiempo que trabajaron con el mapa de la memoria de Lomas y se dieron respuestas a interrogantes que manifestaron los estudiantes a través de distintas voces. Entre otros, el encuentro contó con la presencia de Tamara Gómez, directora de Derechos de las Mujeres y Equidad de Género y precandidata a concejala por el Frente de Todos; y con Hernán Durán, director de Derechos Humanos.

Leé también:  Miles de jóvenes ya recorrieron el Ex Pozo de Banfield
Conversaron sobre diferentes cuestiones relacionadas a lo ocurrido en el lugar.

Desde marzo de este año, el Pozo de Banfield reabrió como espacio de la Memoria para estar a disposición de toda la comunidad y poder ser visitado por vecinos y escuelas.
Este espacio clandestino ubicado en la esquina de Vernet y Siciliano comenzó a funcionar en tiempos de democracia, durante 1974, y continuó siendo un centro de tortura y exterminio hasta 1978. Por allí pasaron alrededor de 300 personas (97 de las cuales siguen desaparecidas), entre ellas diez chicos de “La Noche de los Lápices”, que según el informe de la CONADEP fueron trasladados luego de ser detenidos en La Plata.