Este viernes los trabajadores de Kimberly Clark realizarán una jornada en la que exigirán la defensa de sus puestos de trabajo y la conformación de una mesa de diálogo.
La intención de los trabajadores es resistir en la planta hasta que les den una respuesta.

Los trabajadores de la papelera Kimberly Clark, que se encuentran ocupando la planta ubicada en Bernal desde el anuncio del cierre, anunciaron este martes que realizarán un acto el viernes próximo ante la "amenaza de desalojo" de la empresa.

Según lo estipulado la actividad se realizará a partir de las 18 en la puerta de la fábrica, ubicada en Espora 50. Exigirán la conformación de "una mesa de trabajo" con los funcionarios del futuro Gobierno "para elaborar un plan productivo de reapertura inmediata".

"En estos últimos días hemos puesto la planta en marcha demostrando la viabilidad de la fábrica, realizando donaciones con los productos que se elaboran a decenas de comedores, escuelas y hospitales desabastecidos por el propio Estado", señalaron.

Por eso, ante la amenaza de desalojo inminente que apareció luego de que los dueños de la compañía realizaran una denuncia por usurpación, los trabajadores resaltaron que se encuentran ejerciendo su "derecho a defender los puestos de trabajo" y las "herramientas que son el sustento" de cientos de familias.

La firma anunció a finales de septiembre el cierre de su fábrica y el despido de 209 empleados. La empresa, con más de 25 años de presencia en el país, dijo que la medida es en "respuesta a la necesidad de adaptarse a los cambios y dirigir su estrategia a categorías de mayor valor agregado".

Entre las marcas comercializadas se encuentran los pañales Huggies, la línea de toallas femeninas y tampones Kotex, el papel higiénico Scott, los pañuelitos Kleenex y los pañales Plenitud.