La Cámara Penal y Contravencional porteña ratificó la orden de desalojo de las familias que habitan el barrio "Papa Francisco", en los terrenos ocupados desde el 25 de febrero pasado en Villa Lugano.

Barrio1

Los integrantes de la Cámara Penal y Contravencional resolvieron rechazar el recurso de apelación interpuesto por la Defensa Pública Oficial, y librar una nueva orden de allanamiento.

A diferencia del anterior intento de desalojo, el tribunal señaló que "el procedimiento deberá ser ejecutado por la Policía Metropolitana", con la cooperación de la Policía Federal Argentina y de la Gendarmería Nacional.

Los jueces autorizaron "la cantidad de jornadas (días) que fueran necesarias para llevar a cabo la diligencia, teniendo en cuenta que deberá practicarse en horario diurno, que se fija desde la 9 hasta las 19 y en condiciones meteorológicas normales".

Fuentes judiciales explicaron a Télam que el expediente vuelve ahora al juzgado de origen, que podría disponer el desalojo en las próximas horas.

Marcelo, uno de los delegados del nuevo barrio, ubicado en avenida Cruz entre Pola y Escalada, dijo hoy a Télam que "desde la tarde que nos vienen llegando rumores de que mañana hay desalojo, por eso le pedimos a todos que mañana a las 8 estén acá para contarle a toda la sociedad la masacre que va a perpetrar la (policía) Metropolitana y el gobierno de Mauricio Macri".

"No es verdad que la última vez hayamos estado armados o drogados como dijeron, somos gente de paz y así nos van a encontrar mañana, tranquilos y en nuestros hogares, la única violencia es la de ellos", agregó.

"Esto no se arregla echándonos, porque así nadie se hace cargo del problema, y porque no tenemos a dónde ir. Los funcionarios judiciales y porteños que piden este desalojo son los que nunca quisieron escucharnos", concluyó.