Los jugadores de Temperley Nicolás Demartini y Franco Sosa y el defensor de Talleres Agustín Sosa organizarán este domingo una olla popular para ayudar a las familias de Claypole.
Demartini y los hermanos Sosa se conocen de las Inferiores de Temperley.

En medio de esta pandemia del Coronavirus, la solidaridad brota de todos lados con la idea de ayudar a los más necesitados. Y ese deseo de querer colaborar se ve en distintas sectores y es lo que llevó  a los jugadores de Temperley Nicolás Demartini y Franco Sosa y al defensor de Talleres Agustín Sosa a lanzarse en una muy linda iniciativa, con la premisa de brindar una mano en este duro momento por la emergencia sanitaria.

Así, con un gran sentido de solidaridad, los hermanos Sosa y Demartini, que se conocen desde chicos por haber compartido plantel en las divisiones inferiores del Gasolero, realizarán este domingo, desde las 13, una importante olla popular en Aparcero 763, localidad de Claypole, para contener y dar un plato de comida a los más necesitados.

“La idea se nos ocurrió a los tres porque teníamos ganas de ayudar a las personas que más lo necesitan en medio de esta pandemia y a partir de eso, gracias a la buena recaudación que hicimos con el sorteo de las camisetas que Nico (Demartini) y Franco (Sosa), le metimos con todo para realizar esta olla”, comentó Agustín, lateral de Talleres de Escalada y uno de los organizadores de esta movida solidaria, en diálogo con La Unión.

Leé también:  Organizaciones sociales de la región se juntan para colaborar con los vecinos de Longchamps

En total se realizan tres ollas grandes y todos los interesados podrán acercarse al lugar, siempre siguiendo las recomendaciones decretadas por el Gobierno Nacional, en la que sólo podrá ir una persona por grupo familiar, con barbijo y cada uno con sus respectivos tupper. La comida estará a cargo de las madres de los hermanos Sosa y de la Demartini, con la ayuda de otro amigo que colaborará en la realización de las tres ollas.

Y todo esto tiene un por qué para los tres futbolistas. “Las personas no la están pasando bien, hay familias que a veces se van a dormir sin comer en todo el día y la verdad que eso es muy feo. Por eso, desde nuestro lugar, quisimos dar una mano y ayudar a las familias del barrio porque realmente el momento que se está viviendo es muy duro. Y como a nosotros nos gusta ayudar, no lo dudamos”, remarcó Sosa, sobre uno de los motivos que los lanzó en esta movida.

Leé también:  Dabove charló y aconsejó a los Juveniles

En ese sentido, también agradeció la colaboración que recibieron de diferentes personas para poder llevar a la práctica esta olla popular. “Un amigo nos donó pastas y fideos y eso será de gran ayuda para cocinar una cantidad más importante de comida, pero no fue el único. Muchos amigos del barrio nos quisieron ayudar y se coparon, pero tampoco queremos juntar muchas personas. Lo importante es que todos brindaron su apoyo y colaboración”, destacó.

Así, con esta linda acción solidaria, Demartini y los hermanos Sosa brindarán una gran ayuda en medio de esta delicada situación que se vive por la pandemia del Coronavirus y, con esta linda iniciativa y les dará una linda alegría a todos los vecinos de Claypole.