Se trata de un servicio básico con el que miles de vecinos no contaban. En las próximas semanas los hogares del barrio El Canario y alrededores podrán conectarse a la red.
Las obras beneficiarán a un total de 60 manzanas que en los próximos días podrán acceder al servicio.

Liliana Gutiérrez abre la canilla de su casa en el barrio El Canario y el agua no sale tan cristalina. Aún teniendo una bomba eléctrica, durante años, tuvo que acostumbrarse a vivir así, sin un servicio básico elemental. Sin embargo, según se enteró, la situación ahora podría cambiar: AySA y el Municipio de Almirante Brown terminaron obras en la zona.

Con de la instalación de tres módulos de cañerías, en distintos sectores, el agua potable llegará a los hogares de unas 60 manzanas ubicadas en el área delimitada por la avenida Argentina (en la frontera de Almirante Brown con Esteban Echeverría) y las calles General Madariaga, Macedonio Rodríguez, Pino, Matienzo y Petiribí.

Leé también:  La Biblioteca Municipal Esteban Adrogué cumple 102 años y lo celebra en un contexto muy especial

Las obras beneficiarán a 10 mil vecinos del barrio El Canario, pero también a usuarios de los alrededores. Sobre todo los que viven en Barrio Lindo, Barrio Pilarica y el Barrio Ona.

El abastecimiento se iniciará en las próximas semanas debido a que para contar con el servicio tuvieron que construirse una batería de pozos en el Parque Industrial de Burzaco, uno en la calle Magnolia y otro sobre Viel, que recién ahora están aptos para su utilización.

En Almirante Brown la cobertura de agua potable se ubica en torno al 60%.

Según comentó el director de Trabajo con la Comunidad del Municipio y coordinador en el distrito del programa "Agua Mas Trabajo", Alejandro Torres, por estos días se realizará "la limpieza y desinfección de las cañerías, una vez terminado este trabajo se les avisará a los vecinos para que puedan conectarse a la red y utilizar el servicio”.

Leé también:  El Instituto del Deporte de Brown lanzó dos cursos virtuales

El funcionario informó que el abastecimiento se llevará adelante paulatinamente, en cada uno de los módulos, y se estima que en 15 días hábiles unos 10 mil vecinos contarán con la prestación.

En la zona existía una problemática muy particular, ya que contaba con redes vecinales de cañerías que nunca fueron habilitadas oficialmente, incluso con conexiones realizadas de forma clandestina, aún cuando estaban abastecidas por pozos existentes de AySA.

Ante los constantes inconvenientes en el sector y los reclamos por la falta del suministro,  el Municipio tuvo que intervenir para gestionar una solución en conjunto con la prestadora.

En Almirante Brown la cobertura de agua potable se ubica en torno al 60%.