Entonado por los últimos dos triunfos, el Gasolero necesita ganarle a Defensores de Belgrano para acceder a la fase final de certamen federal.
El Cele quiere seguir de racha y meterse otra vez en la Copa.
El Cele quiere seguir de racha y meterse otra vez en la Copa.

Después de un irregular comienzo en la B Nacional, Temperley salió del fondo de la tabla de posiciones gracias a los triunfos ante Deportivo Morón e Independiente Rivadavia y ahora está a otro de clasificar a la edición 2019 de la Copa Argentina. Es que si vence a Defensores de Belgrano en el partido que adeudan de la fecha 5, se asegurará un lugar en la edición del año próximo.

Las últimas dos victorias no solo le permitieron a Temperley salir del fondo de la tabla de posiciones y también del descenso, sino que a su vez lo posicionaron bien en la tabla de posiciones, cerca de la zona de Reducido y en la pelea por lograr el último boleto. Hoy, con 12 partidos jugados, tiene 14 unidades y puede cerrar el semestre con 17. Esa cantidad le asegurará un lugar.

Leé también:  Habrá cambios en la dirigencia del Gasolero

Justamente, su rival más directo es Defensores de Belgrano, que tiene el mismo puntaje y en igual cantidad de partidos. Por eso, el que gane el compromiso que se jugará el miércoles en el Bajo Belgrano accederá a la próxima edición de la Copa Argentina.

Por eso, este partido tiene un valor especial para el Gasolero, que parecía con pocas chances de jugar la edición 2019 pero se le abrió una gran posibilidad con los últimos seis puntos que logró de manera consecutiva. Y eso lo quiere aprovechar el Gasolero, que irá al Bajo Belgrano con una idea fija: ganar.

En la última edición de la Copa Argentina, la cual finalizó la semana pasada con la consagración de Rosario Central, Temperley tuvo su mejor participación y terminó dentro de los mejores cuatro del torneo, dejando en el camino a equipos de Primera como Argentinos y San Lorenzo. En la semifinal, perdió con que se consagró campeón.