Este jueves, se registraron cuatro fallecimientos y 87 nuevos pacientes diagnosticados. Lo confirmó el Ministerio de Salud. El Presidente analizó la situación en una entrevista y llevó tranquilidad a la gente.

Cuatro personas murieron y 87 fueron diagnosticadas este jueves con Coronavirus, con lo que suman 12 las víctimas fatales y 589 los infectados desde el inicio de la pandemia en la Argentina, informó el Ministerio de Salud de la Nación. Dos de los fallecidos se registraron en la provincia de Buenos Aires, uno en la Capital Federal y uno en Chaco.

De los casos confirmados, 30 son en la Ciudad.
De los casos confirmados, 30 son en la Ciudad.

"Los fallecidos pertenecen a Chaco, un hombre de 59 años con antecedente de viaje a Estados Unidos y comorbilidades en estudio; dos hombres de la provincia de Buenos Aires, uno de 89 y otro de 78 años; y una mujer de 82 años de Ciudad de Buenos Aires", señaló el informe.

La cartera sanitaria detalló que de los 87 casos diagnosticados en las últimas 24 horas, "37 corresponden a personas con antecedente de viaje a zonas con transmisión comunitaria, mientras que 24 son contactos estrechos de casos confirmados y 26 se encuentran en investigación para determinar el antecedente epidemiológico".

Al momento, "en Argentina, la mayoría de los casos son importados, se detecta transmisión local en conglomerados y se identifica el inicio de transmisión comunitaria en la región del AMBA y Chaco", informó el ministerio.

De los nuevos casos confirmados, 30 son de la ciudad de Buenos Aires, 27 de la Provincia de Buenos Aires, 12 de Santa Fe, 3 de Chaco, 3 de Córdoba, 3 de Tierra del Fuego, 3 de Neuquén, 2 de Jujuy, 2 de Santa Cruz, 1 de Mendoza y 1 de San Luis.

En una entrevista en la TV Publica, Alberto Fernández aseguró que "la relación entre infectados y muertos sigue siendo baja" en Argentina y que "eso tiene que tranquilizar a todos". Sin embargo, dejó claro que el Gobierno nacional trabaja para que "en el peor escenario haya camas y respiradores artificiales".

Fernández afirmó también que "el inicio de las clases puede esperar" y que es algo que no "urge" por estos días, al deslizar que los alumnos no volverían a las escuelas a principios de abril. "Después ya veremos cómo compensar esos días", afirmó Fernández, y anticipó que van a "ver cómo evoluciona en estos días" el contagio del Coronavirus para definir si se extiende el aislamiento social obligatorio más allá del 31 de marzo. "Nadie sufrió por recibirse un año antes o un año después, tampoco van a sufrir por terminar el colegio un mes antes o un mes después", marcó.

Asimismo, confirmó que este viernes saldrá el DNU para congelar el precio de los alquileres, que cuenta el apoyo del sector inmobiliario. “La idea es llevar tranquilidad y aliviar la situación de los que menos tienen y deben enfrentar la posibilidad de un desalojo", aseguró el Presidente e insistió en que el gobierno va a "atender a todos, no va a dejar a nadie afuera" de la cobertura en la emergencia por el Coronavirus.