Hay cinco empleados de la línea B que padecen de placas pleurales, una patología relacionada al contacto con un material cancerígeno y prohibido en nuestro país desde hace casi 20 años.
Ya se realizaron análisis a 100 de los 550 trabajadores del recorrido B.

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro informó que cinco trabajadores de la línea B padecen de placas pleurales, una patología relacionada a su contacto con asbesto, un material cancerígeno y prohibido en nuestro país desde hace casi 20 años.

"Luego de dos años de haber denunciado la presencia de asbesto en material rodante de la línea, logramos que la empresa Metrovías lo reconozca", expresó el secretario general del gremio, Roberto Pianelli. Los Metrodelegados lograron una mesa de trabajo conjunta entre el Gobierno de la Cuidad de Buenos Aires, Sbase y Metrovías en la que se decidió la realización de exámenes para determinar si había o no consecuencias de la manipulación de piezas con asbesto.

Leé también:  Denuncian que las obras en el Hospital Oñativia se encuentran paralizadas

Ya se realizaron análisis a 100 de los 550 trabajadores del recorrido B, que une las estaciones de Leandro N. Alem con Juan Manuel de Rosas, y se constató que cinco tienen placas pleurales, es decir ensanchamiento de la pleura, que es la membrana que recubre los pulmones.

“Por suerte no es una patología grave, ya que no hablamos de asbestosis ni cáncer de pulmón. Estamos a la espera que se terminen con los estudios del resto de los trabajadores tanto de la línea B como del resto de las líneas, por lo que exigimos el cambio inmediato de las piezas que tengan amianto por personal idóneo, y dado que hay piezas que son imposibles de cambiar pedimos que, a mediano plazo, se convoque a una licitación para cambiar la flota", remarcó Pianelli en una conferencia de prensa.

Leé también:  Denuncian que las obras en el Hospital Oñativia se encuentran paralizadas

El asbesto o amianto es un mineral de origen natural que se presenta en forma de fibras y que fue ampliamente utilizado en la industria en todo el mundo debido a sus propiedades aislantes, hasta que fue prohibido en algunos países luego de descubrirse que la aspiración de esas partículas podrían afectar la salud a largo plazo.