El boxeador de Lomas de Zamora no pierde el tiempo a pesar de la cuarentena. Pasa los días abocado a trabajos de la casa y arreglos en general disfrutando de su esposa e hijo, mientras prepara las grabaciones para sus pupilos.
Sanabria, en días de cuarentena, no descuida a la familia y a sus alumnos.

Se paró todo, pero la rutina sigue. Diego Sanabria no tiene a sus alumnos en el gimnasio, pero les marca las pautas a seguir para que no pierdan tiempos de entrenamientos. Por otro lado, el boxeador de Lomas de Zamora descubrió otra faceta que, por cuestión de su profesión, tenía algo olvidada: la casa. Y le pone todo el énfasis, como a su familia.

"Está bastante complicado. Hay que tener un poco de conciencia y decir 'no salgo'. Hay que respetar la cuarentena porque sabemos como está todo. Le pusimos el pecho a esta situación, la primera semana estuvimos encerrados y salimos solo porque teníamos que comprar algo. Pero fue un rato y volver al mismo encierro", le comentó La Bestia a La Unión sobre sus días de cuarentena en su domicilio.

"En mi casa tengo para entretenerme con mi mujer y mi hijo más chico, que está terrible, pero está contenta porque hay cosas que no hacía desde hace mucho tiempo, estoy con la  limpieza y arreglos en la casa, así que en esta familia de tres que tenemos ahora están felices. Esa es la felicidad que hay. El gimnasio trato de mantenerlo, sobre todo el ring donde hago las grabaciones para los chicos", prosiguió con su relato.

Leé también:  "Mi deseo de volver al ring es muy grande"

A la distancia, Diego se las arregla para que sus pupilos estén al 100% y no se relajen: "Estoy entrenando a los chicos por Instagram, subiendo por partes videos de gimnasia para no dejarlos abandonados. Mi vida siempre fue el gimnasio, por suerte lo tengo en casa y puedo darme ese lujo de entrenar cuando quiero. Pero hay otras cosas que se están priorizando en la casa y llega el momento de poner manos a la obra. Con eso me entretengo y la voy pasando.

View this post on Instagram

Series de 20 a 50 repeticiones.

A post shared by Diego Javier Sanabria (@diego_la_bestia_sanabria) on

En cuanto al método de trabajo a través de las redes sociales, comentó que no es lo mismo que el día a día pero que hay que saberla llevar. "Difiere bastante en el tema trabajo. Por más que uno les pase los videos. Ellos se tienen que concientizar que si quieren estar bien se tienen que quedar en casa y si quieren estar en estado hacer las cosas como corresponde y entrenarse. Depende de ellos", manifestó el múltiple campeón.

Para estas fechas, hubo veladas que quedaron canceladas hasta nuevo aviso por parte de los organizadores. Al respecto, Sanabria admitió: "Había varios compromisos para estas fechas. A mediados de marzo teníamos algunos eventos que cumplir y por lógica se suspendieron. Para abril también teníamos fechas de peleas. Ahora hay que ver cuando se vuelven a realizar, por eso mismo insisto en que los chicos no tiene que dejar de entrenarse. Esa es la idea y lo que les digo en cada conversación".

Por último, agregó que está al tanto de la situación con las autoridades del deporte: "Estoy en contacto con algunos dirigentes, con el presidente de la WPC Daniel Gómez, teniendo charlas referidas para ver si mi carrera, si hay peleas o pensar en retirarme, cómo llevo a los chicos y los proyectos de quiénes serán los próximos profesionales".

"La verdad nunca se me cruzó ser dirigente. Sí el tema de dar cursos, justamente estoy haciendo uno para técnicos, y continuar con la enseñanza, que a veces para eso no es necesario ser boxeador profesional. A veces las autoridades te lo piden y hay que hacerlo. Pero de dirigencia nada, me lo han propuesto, pero son otras responsabilidades", cerró.