Las cuadrillas del Municipio trabajaron sobre Tomás Guido, entre Liniers y 25 de Mayo, en Temperley Oeste. Allí, se desplegó un trabajo especial.
el objetivo es respetar la estética de la zona.

Con el objetivo de mejorar la circulación vehicular y atender los pedidos de los vecinos, el Municipio de Lomas repara las calles empedradas sin cambiar la estética original y respetando la identidad de los barrios.

Uno de los últimos trabajos se llevó a cabo en Tomás Guido, entre Liniers y 25 de Mayo, en Temperley Oeste. A diferencia de las acciones en concreto asfáltico o hormigón, las tareas implican el levantamiento del empedrado de los baches que resultan un obstáculo para la circulación de vehículos y, posteriormente, se colocan nuevos adoquines para dejar la calle nivelada y darle mayor fluidez al tránsito.

las tareas implican el levantamiento del empedrado
de los baches y la colocación
de nuevos adoquines.

“Trabajamos con una cuadrilla especializada en este tipo de reparaciones y teniendo en cuenta la preservación del patrimonio histórico de los barrios. Aunque después se hace la compactación con una máquina, el recambio es prácticamente a mano acompañado por una base nueva de hormigón y luego se tira un tipo de arena más gruesa para que perdure por mucho tiempo”, detallaron desde la Secretaría de Obras y Servicios Públicos.

Leé también:  Progresa la puesta en valor de la Reserva Natural Santa Catalina

Por su parte, el Municipio avanza con el Plan de Pavimentación para dejar atrás las calles de tierra y mejorar la infraestructura urbana en los barrios. Y también con las acciones de bacheo y repavimentación en calles y avenidas que necesitan reparaciones por la constante circulación.