Roberto Ribas abandonó la defensa del fiscal federal por presuntas diferencias sobre la estrategia que iba a desplegar en la indagatoria ante el juez Alejo Ramos Padilla.
El abogado anunció su decisión este martes por la mañana.

El abogado Roberto Ribas renunció a la defensa del fiscal federal Carlos Stornelli, una situación que provocó que la postergación de la citación a declaración indagatoria prevista para mañana por el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla .

El integrante del Ministerio Público Fiscal iba a ir a declarar por primera vez este miércoles en el Juzgado de Dolores, en el marco de la causa en la causa por presunto espionaje y extorsión que lo tiene como imputado, luego de siete citaciones a las que no concurrió.

Fuentes judiciales le confirmaron a la agencia de noticias NA que el fiscal Stornelli ya tiene nuevo abogado. Se trata el doctor Juan Martín Cerolini, quien ya venía interviniendo en la causa como defensor de otro imputado, el empresario y letrado Carlos Liñani.

Según fuentes del caso, la renuncia de Ribas se debe a diferencias con el fiscal sobre la presentación finalmente a indagatoria ante Ramos Padilla.

Stornelli decidió presentarse ante el magistrado federal luego de no haber asistido a siete llamados a indagatoria y de ser declarado en rebeldía: incluso hay un proceso de juicio político en la Procuración General de la Nación, que podría derivar en su destitución.

El pasado miércoles, Stornelli le había comunicado su decisión de declarar al procurador general de la Nación, Eduardo Casal, al considerar que era pertinente hacerlo luego de la elevación a juicio de la causa de los cuadernos por supuestas coimas en la obra pública.

La excusa del fiscal para no presentarse ante el juez de Dolores era que esa investigación de presunto espionaje y extorsión tenía como único fin afectar el expediente iniciado a partir de los cuadernos del chofer Oscar Centeno.

Stornelli está acusado de formar parte de una asociación ilícita dedicada al espionaje ilegal junto al operador judicial Marcelo D´Alessio, procesado y detenido por ese caso, que tuvo inicio en la denuncia del empresario Pedro Etchebest, a quien le exigió 300 mil dólares a cambio de no "escracharlo" ni en los medios ni ante la Justicia.

En tanto, el juez Ramos Padilla se apresta en los próximos días a elevar la causa a juicio oral y público de aquellas personas que están procesadas y tienen la acusación confirmada por parte de la Cámara Federal de Mar de Plata, lo que deja afuera por el momento al fiscal Stornelli.