El Municipio busca renovar el parque que está ubicado a metros de la estación y arma reuniones con los vecinos para que aporten ideas.

 

En un sector ya comenzaron a preparar el lugar para las obras.

La Plaza San Martín de Monte Grande es parte del patrimonio histórico de Esteban Echeverría no sólo por sus monumentos o sus detalles arquitectónicos, sino porque es el único pulmón verde de la zona que perdura intacto desde el primer diseño de la ciudad.

Por eso, las tareas de remodelación que llevará a cabo el Municipio en el lugar no se harán como en cualquier otra obra: los funcionarios tendrán en cuenta con especial atención las propuestas y las observaciones que acerquen los vecinos y las instituciones del barrio.

El proyecto inicial fue confeccionado por las áreas de Arquitectura y Cultura del Gobierno y contó con el apoyo de la Sociedad Sanmartiniana local. El objetivo de fondo es que el parque se transforme en una especie de museo a cielo abierto, en un lugar de memoria.

el objetivo de fondo es que el parque se transforme en una especie de museo a cielo abierto, explicaron desde la comuna.

“La idea es que la plaza pase a ser como un aula de escuela, donde la gente pueda venir y se informe sobre el valor que tiene”, sintetizó Andrés Maidana, secretario de Obras.

Leé también:  Con su calesita y su calidez, Alberto se gana el amor de los chicos

Así, en distintos puntos de interés, como en los senderos, se instalarán carteles informativos. “Hoy los senderos tienen nombres de personas que han sido importantes en la historia echeverriana, pero esos nombres no están señalizados”, comentó Maidana.

Los caminos se renovarán con baldosa blanca, cordones de contención y piedra binder. En simultáneo los postes de luz, que son los originales, serán restaurados y sumarán un sistema de luces de última generación para mejorar la visibilidad durante la noche.

El plano del proyecto.

“A la gente le gustó el enfoque de la plaza. Presentamos el borrador del proyecto y fue bien recibido”, confió el funcionario. La propuesta general, según afirman, es renovar el parque manteniendo sus características históricas y su importancia patrimonial.

Entre algunos de los cambios principales que se harán en el espacio será la instalación de una pérgola como punto de encuentro, se renovará por completo la vegetación, se plantarán rosales y se reemplazará el busco de San Martín para poner uno más grande.

Leé también:  Con su calesita y su calidez, Alberto se gana el amor de los chicos

La figura del Libertador de América tendrá un rol central en el nuevo diseño, al punto que se construirá un mural, todo en cerámica, evocando el Cruce de los Andes.

600 metros de frente por 50 de profundidad tiene el espacio verde que se mantiene intacto desde del diseño de la ciudad.

Los trabajos comenzaron a avanzar desde la semana pasada con la remoción de tierra en un sector que hoy está cercado con vallas y carteles. La intención es que la primera etapa de las obras tome aproximadamente 120 días, siempre según los plazos oficiales.

Las tareas comenzarán en ese sector y luego se irán acercando a la entrada a la estación. Los vecinos que no estaban al tanto tomaron la noticia con sorpresa. “La verdad que si la ponen más linda y la arreglan como dicen es una buena iniciativa. Ojalá que la terminen pronto porque a mí me gusta venir a descansar algunas tardes”, dijo Marta Roberts, vecina del barrio.