Con la instalación de 7 mil metros de caños, el Municipio construye nuevas redes primarias en las calles Joaquín V. González, Laprida, Las Heras y Pereyra Lucena.

aguapotable 3

El crecimiento poblacional en diferentes zonas de Temperley, Lomas y Banfield es evidente y precisa de una infraestructura acorde que pueda sostener la mayor demanda. Por eso, el Municipio de Lomas ya trabaja en la construcción de nuevas redes primarias de refuerzo para mantener el correcto suministro de agua potable. En total se instalarán casi 7 mil metros de cañería que garantizarán el servicio a los vecinos de estos barrios.
Las zonas de trabajo se dividen en cuatro calles: Joaquín V. González, Laprida, Las Heras y Pereyra Lucena. En la primera, ubicada en el corazón de Villa Galicia, en Temperley, ya se realizaron todas las tareas sobre esa calle y ahora avanzarán sobre Juncal hasta Almirante Brown, para luego cruzar hacia el Oeste por Lavalle y trabajar en Tomas Guido hasta Garibaldi e Italia. Barrios como Villa Sastre, La Perla y el Inglés serán los beneficiarios, y se colocarán unos 4 mil metros de caños.
En la obra de Laprida, la construcción se inicia en Garona, incluyendo Álvarez Thomas y Frías. Además, se suma la reparación de calzadas dañadas para instalar los tubos que llevarán agua.
Por su lado, las tareas en Las Heras implican la instalación de 1.200 metros de cañerías de refuerzo. La traza de la red se extiende sobre Manuel Castro, entre Castelli y Las Heras, y continúa por dicha calle hasta el cruce con Almafuerte. Por estos días, la obra se desarrolla en el último tramo de Las Heras, entre San Martín y Manuel Castro.
En cuanto al refuerzo de Pereyra Lucena, abarca un tramo de 11 cuadras, que van desde Manuel Castro hasta Estrada, lo que implica la colocación de 1.500 metros de cañería.
En relación a estos trabajos, Graciela Cardozo, vecina de Temperley Este, expresó: “Esta obra es necesaria, porque cada vez vive más gente en la zona y en días de mucho calor se siente cómo baja la presión del agua”.