Los delincuentes permanecían refugiados en la localidad bonaerense de Salto. La Policía ahora busca al último de los evadidos.

alcaida junin
Cinco de los seis presos que se fugaron ayer del penal de máxima seguridad de Junín fueron recapturados durante un allanamiento a una quinta en la localidad bonaerense de Salto.

La recaptura fue confirmada por el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, quien aseguró que aún permanece prófugo uno de los evadidos.

"Hoy a la mañana recapturamos a cinco de los seis evadidos de Junín, al otro le estamos pisando los talones", dijo el funcionario provincial en declaraciones a radio La Red.

Fuentes policiales aseguraron que los fugitivos se hallaban escondidos en una quinta ubicada a un kilómetro del casco urbano de Salto, una ciudad ubicada a unos 100 kilómetros de Junín y a 190 de la Capital Federal.

Hasta allí llegaron policías de la comisaría de Salto, de la Jefatura Departamental de Pergamino y de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Junín, tras una tarea investigativa que incluyó declaraciones y seguimientos de familiares de los evadidos, dijeron las fuentes policiales.

Según los investigadores, en poder de los evadidos la policía secuestró dos pistolas calibre 9 milímetros.

Las fuentes identificaron a los recapturados como Alcides Fernández Pereyra, Jonathan Cañete Cristaldo, Alfredo Carmona, Claudio Suárez Peralta y Cristian Balmaceda Carmona.

Los pesquisas explicaron que el único que aún permanece prófugo es un preso que se llama Manuel Florentino Videla.

Según los investigadores, los evadidos pertenecían al pabellón 14 de la Unidad Penal 13 de Junín, una unidad penitenciaria considerada como de máxima seguridad.

La fuga fue advertida cerca de las seis de la madrugada de ayer por las autoridades del Servicio Penitenciario Bonaerense durante un recuento de presos, por lo que inmediatamente se dio intervención a la policía para lograr sus recapturas.

Según los investigadores, los presos gozaban de un régimen de atenuación en las condiciones de alojamiento, y lograron escapar tras violentar dos alambrados perimetrales.