Camaño, Solá, Donda y Rossi fueron sólo algunos de los legisladores que destrozaron al Presidente luego de la apertura de sesiones, que "sonó a despedida".

Las opiniones de legisladores de la oposición fueron lapidarias. No le perdonaron una a Mauricio Macri, quién destacó en la apertura de sesiones que  “creció la economía, bajó la inflación y la pobreza y se crearon 700 mil puestos de trabajo”.

"Hay otro camino", decían los carteles en las bancas opositoras.

Graciela Camaño remarcó: “Deja entrever que está totalmente alejado de la realidad. Ofendió con datos mentirosos y con una realidad ficticia a los argentinos que hoy están con tan graves problemas”. Y agregó: "No hubo ningún proyecto, ninguna idea hacia el futuro más que frases vinculadas a una retórica vacía de contenido y como si fuera un candidato que no gobierna”.

Leé también:  Macri utilizó el acto por la Bandera para acusar a Moyano de provocar "desempleo"

Felipe Solá también destacó que el Presidente no habló de cosas importantes, como el salario y la desocupación. Según Solá, Macri aprovechó la plataforma de la cadena nacional para lanzar su campaña electoral con la que intentará ser reelecto: “Vino a hacer un discurso de provocación, cuando se pierde la batalla se grita más fuerte. Esa actitud tiene un solo nombre: despedida”. Y agregó: “Fue un discurso de provocación”.

“Vino a hacer un discurso de provocación, cuando se pierde la batalla se grita más fuerte", dijo Solá.

Uno de los diputados que reaccionó con más vehemencia dentro del Congreso frente a los dichos de Macri fue Agustín Rossi: "Vimos a un Presidente en campaña electoral, su discurso fue una arenga a sus partidarios. Triste último mensaje del presidente en la Asamblea Legislativa, yo estoy convencido que va a ser el último".

Leé también:  Se definieron las alianzas y comienza la carrera electoral

La diputada Victoria Donda lo acuso de "hipócrita" a Macri, porque no acepta que "su gobierno es un fracaso". "El que piensa que algo mejor puede venir no está viendo la realidad”, fustigó. En este sentido, expuso que “hablar de crecimiento económico con los niveles de pobreza, de inflación, de tarifazos” de hoy en día, “es provocar violencia en una parte de la sociedad que ya no lo aguanta más”.