El actor y herrero Andrés Alberto Ponce está dispuesto a donar su trabajo para ayudar a lomenses que enfermen de Coronavirus. "Me pasa que quiero ayudar. Pienso que una camilla puedo necesitarla yo, mis hijos, mi mujer, un amigo, un vecino. Y que yo puedo colaborar con eso”, explica.
Ponce tiene su taller en Banfield y lo describe como "amplio y humilde".
Ponce tiene su taller en Banfield y lo describe como "amplio y humilde".

En tiempos de crisis, la solidaridad aflora. Al menos así le sucede al actor y herrero de Banfield Andrés Alberto Ponce (42), que tuvo la idea de poner a disposición de sus vecinos su taller de herrería, que -al menos hasta fin de mes- tiene inactivo, para arreglar sillas o fabricar camillas que puedan necesitarse en el marco de la pandemia de Coronavirus. “Me pasa que quiero ayudar. Pienso que una camilla puedo necesitarla yo, mis hijos, mi mujer, un amigo, un vecino. Y que yo puedo colaborar con eso”, explica Ponce.

El banfileño e hincha del Taladro argumenta que tal como sucede a nivel nacional, que se están preparando para lo que viene, “estaría bueno estar preparados con camillas listas”. “Si se abre un hospital de campaña o se pone algún centro comunitario a servicio de la salud, se van a necesitar camillas. Yo tengo el taller, las herramientas, sobrantes de hierro y las ganas de trabajar para empezar cuanto antes”, dice y aclara que también ofrece reparar sillas de ruedas, camillas o lo que se necesite y que pueda resolver un herrero, en lugares donde se vayan a recibir gente que enferme de Coronavirus.

Leé también:  Un joven de Lanús fabrica mascarillas faciales para evitar el contagio de Coronavirus

Concretamente, el vecino quiere que su oferta llegue a "autoridades de hospitales, centros de salud, escuelas, salas de primeros auxilios, centros asistenciales, clubes de fútbol, centros de jubilados y todo lugar que sea autorizado para asistir a probables infectados o infectados en proceso, con respecto a armado de camillas, reparación de las mismas, sillas de ruedas, sillas, paneles para separar camas, mesas para instrumental, y cualquiera fuere la necesidad en hierro para estos lugares, desde la reparación hasta el armado".

El compromiso con su comunidad se extiende más allá de este caso puntual. Ponce, el resto del año, también visita escuelas con obras de teatro, junto a una compañía de Banfield. “Mi pasión es la actuación; la herrería es mi oficio”, confía y revela que su hijo Juampi, de 12 años, también se dedica al teatro, y que junto encaran obras teatrales. “Siempre intenté generar algo positivo en el otro, que es la finalidad de un actor”, confía, quien completa la familia con Camilo, de 6 años, y su esposa, Ana Laura, de quien no quiere revelar la edad “para no dormir en el living”.

Leé también:  Son 34 los muertos por Coronavirus y 72 los internados en terapia intensiva

Ponce describe su taller como “relativamente grande, humilde y con posibilidad de ampliar”. “Además, tengo un garaje en el que puedo guardar cosas”, comenta y enumera sus herramientas. “Tengo una agujereadora, una cilindradora, soldadoras eléctricas, que son inverter, y una mig-mag que es la más eficiente, prolija y con más rapidez de trabajo, que utiliza un gas”.

El herrero especifica que con esta última, se pueden soldar caños muy finitos o cosas más grandes y queda muy bien el trabajo. “Ésa es difícil de trasladar, por eso ofrezco el taller o si es necesario realizar un trabajo en otro lugar, puedo salir con otra de las soldadoras, y siempre tomando los recaudos necesarios para prevenir un contagio”.

Para contactar al vecino, se le puede enviar un WhatsApp al +5491166631140 o escribirle por Facebook al usuario Moliere Herrero. Por el momento, no contesta llamados porque se le rompió el parlante del celular y no puede escuchar.