El exsecretario de Finanzas Guillermo Nielsen, hombre fuerte del equipo económico de Alberto Fernández, se reunió en Miami con el director para el Hemisferio Occidental del organismo, Alejandro Werner.
Nielsen suena como uno de los futuros funcionarios que se encargará de renegociar la deuda.

Uno de los hombres fuertes del equipo económico de Alberto Fernández, Guillermo Nielsen, mantuvo un encuentro este viernes en la ciudad de Miami con el director para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner.

Se trató de una reunión preliminar con vistas a la negociación a gran escala que la Argentina deberá encarar a partir de los próximos meses con el organismo internacional para renegociar el crédito stand by firmado en 2018 por US$ 56.300 millones.

Leé también:  Protestas contra el Gobierno y el FMI

Una de las dudas que hoy se mantiene sin respuesta es qué sucederá con el desembolso pendiente de US$ 5.400 millones, que debió haber llegado en septiembre pero se postergó tras la derrota del presidente Mauricio Macri en las elecciones primarias.

Aparte de esos fondos el foco está puesto también en otra cuestión: el próximo año el FMI debería girar US$ 6.000 millones, pero el futuro gobierno podría desistir de ellos, según trascendió, como una forma de demostrar un rechazo al acuerdo.

Nielsen aprovechó que ambos participaron en un encuentro en la Universidad de Miami para empezar a mantener contactos cara a cara con vistas a la renegociación del préstamo.

Leé también:  Macri tomó más deuda para llegar al final de su Gobierno: ¿Quién la pagará?

Según testigos, el encuentro fue “productivo” y hablaron “de la situación económica del país”. Werner, según una fuente del FMI, reiteró “la disposición del staff del Fondo de colaborar con el equipo del presidente electo Alberto Fernández”.

El vocero el organismo internacional, Gerry Rice, había ratificado en sus últimas apariciones públicas que el FMI está dispuesto a trabajar con el gobierno electo.
"Estamos dispuestos a trabajar cuando le resulte conveniente a la nueva administración de Argentina, y esto no depende de condiciones previas", había señalado Rice.