Se realizó una primera reunión para conocer casos y empezar a idear herramientas que las ayuden a fortalecer sus proyectos comerciales y así lograr una mayor independencia económica.
decenas de mujeres participaron del primer encuentro.
decenas de mujeres participaron del primer encuentro.

Decenas de mujeres en todos los barrios de Lomas encaran a diario la dura tarea de iniciar un emprendimiento o tener su propio negocio. Que esa labor fluya y tenga buenos rendimientos depende de muchas variantes y, para achicar el margen de error, el Municipio brindará apoyo trabajando codo a codo con las vecinas.

Se realizó el primer Encuentro de Emprendedoras de Lomas en el Centro Cultural Piaggio. A través de una iniciativa de la Dirección de Economía y Género, en colaboración con la Dirección de Equidad Laboral, el Municipio se reunió con un primer grupo para dar a conocer el proyecto y las herramientas con las que cuenta cada emprendedora.

“La idea era juntarnos para charlar sobre los objetivos de la dirección y ver de qué manera podemos trabajar en conjunto a lo largo del año con políticas y actividades que las beneficien. El objetivo es que desde el Municipio las podamos ayudar, dándole visibilidad a quienes no la tengan y brindándoles talleres y capacitaciones para profesionalizarse”, explicó Carolina Sotro, directora de Economía y Género local.

la fundación avon será parte de las iniciativas de la dirección aportando capacitaciones y promoviendo acciones comerciales.

En este sentido, se planea llevar adelante talleres contables y de marketing digital, mejorar el acceso a microcréditos a través del Imptce (Instituto Municipal de la Producción el Trabajo y Comercio Exterior), trabajar en conjunto con otras empresas y abordar temáticas transversales dentro del área de la Mujer como casos de violencia de género.

Leé también:  En cuarentena, se duplicaron los pedidos de ayuda por violencia de género
capacitaciones y talleres estarán al alcance de todas.
capacitaciones y talleres estarán al alcance de todas.

Por ejemplo, Junto a la Fundación Avón se van a realizar capacitaciones gratuitas para las mujeres que suelen vender estos productos casa por casa en los barrios. La idea es que puedan ayudar a identificar casos de violencia de género y a su vez promover facilidades para mujeres que sufren de violencia económica en su hogar.

Asimismo, en conjunto con el Concejo Deliberante y la Comisión de Mujeres de la Cámara de Comercio se empezarán a implementar corredores seguros en los centros comerciales y se capacitará a los negocios para que sepan cómo manejarse ante una situación de violencia en la calle. También se planea seleccionar locales a los que las mujeres puedan detectar rápidamente en caso de que precisen ayuda.

“Hay muchas particularidades que se dan en las mujeres a la hora de iniciar un emprendimiento y es importante que nosotros las acompañemos, con la relevancia que tiene el alcanzar la independencia económica”, aclaró Marina Lesci, secretaria de Mujeres, Géneros y Diversidad del Municipio.

PRIMER LIVING DE MUJERES. El 29 de este mes desde las 15 se llevará  a cabo el primer Living de Mujeres del año organizado por la Asociación de Mujeres de Negocios y Profesionales del Sur con el Municipio.  En el Piaggio se hará una convocatoria para emprendedoras, profesionales y mujeres en general que ofrezcan bienes y servicios. La idea es que puedan mostrar su trabajo y ampliar la red comercial.

Leé también:  En cuarentena, se duplicaron los pedidos de ayuda por violencia de género

“La Asociación busca acercar a la mujer de hoy a un espacio de conocimiento e intercambio entre las participantes buscando que potencien sus negocios. En este espacio les proponemos que traigan tarjetas, folletos y toda la información relacionada a la actividad que realizan para intercambiar con otras mujeres emprendedoras”, explicaron desde el organismo.

EMPRENDER, “UNA TAREA DIFÍCIL”. Paula tiene 33 años, es de Banfield y hace poco más de un año que inició “A bordar” (instagram @A.Bordar), su emprendimiento de bordado mexicano y a mano de almohadones.

Todos los días dedica entre dos y tres horas para llevar adelante este trabajo que también combina con otro en donde es empleada.

¿Es fácil emprender? “Es una tarea difícil que lleva mucho de una misma. Cuando arrancás tenés una energía, unas ideas y unas ganas enormes de salir y mostrar lo que hacés. Después te encontrás con una realidad en la que hay que remar muchísimo, días en que pensás que lo que hacés no sirve para nada. Hay que ser constante, animarse a salir a buscar clientes y sobre todo disfrutar. Yo trato de hacer lo que hago con amor y dedicación y eso me hace sentir en plenitud con la idea”, comentó, y valoró el acompañamiento del Estado en estos tiempos.