El fiscal Guillermo Morlacchi solicitó que David Acosta y Héctor Pereyra sean condenados a la pena máxima por el asesinato de Sebastián Scriva. La defensa de los delincuentes pidió la absolución.
Scriva fue acribillado frente a su esposa durante el robo.

El fiscal Guillermo Morlacchi pidió prisión perpetua para David Acosta y Héctor Pereyra, los jóvenes acusados por el crimen de Sebastián Scriva, el pizzero de Barrio Lindo, asesinado frente a su esposa durante un robo cometido en febrero de 2018.

En la jornada de alegatos del juicio que se desarrolla en el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 10 de Lomas de Zamora, Morlacchi aseguró que “quedó acreditado” que  los delincuentes amenazaron a Scriva, le exigieron el dinero de la recaudación y que a pesar de que el hombre les entregó $8000, Acosta le disparó un tiro en el pecho.

Para pedir esa condena a los jueces Susana Mabel Silvestrini, Daniel Julio Mazzini y José Ignacio Polizza, el fiscal se basó en el testimonio de la mujer de Scriva, Graciela Burgos, el relato de las empleadas de la remisería de enfrente del comercio y de las fotos de la moto Yamaha YBR 250 negra que Acosta tenía en su cuenta de Facebook.

Leé también:  Identifican a la mujer asesinada de 21 puñaladas y envuelta en frazadas

Por su parte la defensa requirió la absolución porque consideró que “no existen pruebas sobre la autoría de ambos” imputados por el hecho ocurrido el 11 de febrero del año pasado en la pizzería ubicada en General Madariaga y Portugal, en Adrogué.

Tras los alegatos, el tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo jueves cuando los acusados podrán pronunciar sus "últimas palabras" y se fijará una nueva fecha para dar a conocer el veredicto. La familia de Scriva espera que reciban la pena máxima.

El crimen ocurrió cuando Scriva se encontraba junto a su esposa cerrando la puerta del local alrededor de las 2 de la mañana. En ese momento, dos delincuentes frenaron con su moto a metros del local y a punta de pistola le exigieron la recaudación del día.

A pesar de que Scriva les dio todo lo que tenía, antes de escaparse uno de los ladrones le disparó un tiro en el pecho y lo dejó gravemente herido.

Leé también:  Expo de autos a beneficio del Cottolengo de Don Orione

Tras el ataque, los delincuentes escaparon y Scriva fue trasladado por su esposa y un remisero al Hospital Santamarina de Monte Grande, donde murió cuando era operado.

En base a datos obtenidos por los pesquisas, personal de la comisaría 1º de Esteban Echeverría que patrullaba la zona intentó identificar a dos jóvenes que circulaban en una moto Yamaha YBR 250 negra, quienes se negaron a detener la marcha y aceleraron.

Pero el que iba al volante perdió el control del rodado y chocó un auto que estaba estacionado, tras lo cual fue detenido junto a su acompañante.

Una fuente de la investigación explicó que al momento de ser detenidos, los sospechosos se encontraban alcoholizados ya que poco antes habían salido del boliche "Lukovo Disco", de Monte Grande, a unas 40 cuadras de la pizzería de Scriva.

Los voceros explicaron que dentro de boliche ambos sospechosos gastaron mucho dinero en bebidas y que al ser apresados llevaban puestas ropas similares a la de los atacantes del pizzero.