Comenzó la segunda etapa de las obras sobre la avenida que se transformará en una vía alternativa a Hipólito Yrigoyen. Beneficiará a 150 mil vecinos de la zona sur de Brown.
La obra comenzó semanas atrás y se extenderá durante los próximos meses.

Una obra muy esperada por los vecinos de la zona sur de Almirante Brown ya está en marcha. Luego de meses de espera, comenzó la segunda etapa de la pavimentación de la avenida Tomás Espora, que permitirá mejorar la circulación vehicular que beneficiará a 150 mil vecinos de las localidades de Longchamps, Glew y Ministro Rivadavia.

Los nuevos asfaltos se extenderán entre las calles Diehl y Yapeyú y en las próximas semanas se realizará la prolongación de otras 20 cuadras más desde Santa Fe hasta Capitán Olivera, al límite con el partido de Presidente Perón.

Leé también:  Alberto, duro con los que incumplen: "Les vamos a sacar los autos"

Será una vía alternativa para descomprimir Hipólito Yrigoyen y los alrededores, donde en hora pico se genera un embudo de autos, camiones y colectivos.

El intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares, remarcó que “esta es una obra histórica, que incluye pavimentación, luminarias y saneamientos hidráulicos, que beneficiará a cientos de miles de vecinos que desde hace años vienen realizando este reclamo”. “Lo prometimos y cumplimos”, subrayó el jefe comunal.

La obra obra, que comenzó los primeros días de octubre, incluye no sólo la pavimentación de cuatro kilómetros de la avenida, sino también importantes trabajos hidráulicos en la zona, mediante el entubamiento de zanjones, y la instalación de nuevas luminarias LED.

Leé también:  Insólita guerra judicial por el caso del paciente de coronavirus internado en la UPA de Longchamps

De esta manera, la iniciativa apunta a la conectividad y al saneamiento pero también a la revalorización de los terrenos y la posibilidad de inversión y crecimiento de la zona.