El charla entre el técnico de Brown y el ministro de Turismo y Deporte se dio en el estadio Arandilla durante la recorrida del expresidente de San Lorenzo por Almirante Brown. Hubo complicidad, diálogos y un regalo muy particular.
Vico y Lammens, juntos en el Arandilla.

Pablo Vico es una institución de Brown de Adrogué, una de las personas más queribles y entrañables del fútbol argentino. Por su forma de ser, por lo cercano y la manera de vincularse con el otro, es amado por hinchas de todos los clubes. No tiene ateos. Y Matías Lammens, el ministro de Turismo y Deporte, no escapa a esta norma. Y en la visita que hizo este miércoles por Almirante Brown, no quiso perder la posibilidad de conocerlo. Por eso, en el estadio Lorenzo Arandilla, donde recorrió las instalaciones y vio el hospital de campaña que se montó, tuvieron su primer encuentro y pasaron un lindo momento futbolero.

“La gente del municipio me llamó porque Lammens me quería conocer y me pidieron que me quedara ahí. Y la verdad es que no lo podía creer. Cuando llegó, nos juntamos en el vestuario, nos saludamos con el codo, y nos pusimos a charlar. Es una persona encantadora, muy humilde y agradable, y pasamos un lindo momento”, comentó Vico en diálogo con Diario La Unión.

Leé también:  Brown suma nuevas bajas en el plantel profesional

El entrenador de Tricolor dio detalles del encuentro con el expresidente de San Lorenzo y agregó: “En un momento le dije que teníamos una gran contra y no lo podía creer, no entendía nada, y ahí le dije que era hincha de Huracán, 'Quemero de alma', le dije. Y no caía. Le preguntó a Adrián Vairo (presidente de Brown) si era verdad y recién ahí me creyó. Fue un momento hermoso”.

Hubo complicidad, un mensaje al oído que quedará entre ellos, y también abordaron temas de la actualidad. Y es que Vico, en medio de la charla, aprovechó el momento para hablar de fútbol, de la situación que afrontan en este momento, y le pidió que “ojalá que el fútbol vuelva en las mejores condiciones lo antes posible, especialmente en el Ascenso, y que no nos falte trabajo a nadie”, contó Vico. “Fue lo primero que le pedí, como no se lo voy a pedir, ya que hoy lo más importante es mantener la fuente”, agregó.

Después de eso, y luego de que recorriera todas las instalaciones de la institución, Mónica Vairo, vicepresidenta del club, le obsequió una camiseta del Tricolor a Lammens y el pedido del ministro fue claro y contundente: quería el autógrafo de Vico. Y el DT del Brown cumplió ese deseo. “Me dijo que quería una dedicatoria mía, quería que tenga mi firma, y ahí se me ocurrió ponerle 'de un Quemero de corazón para un grande sanlorencista' acompañado con mi firma”.

Leé también:  Más donaciones para Matías Rodríguez

Y sobre este encuentro, el cual le dio "una gran alegría" en medio de la dura realidad que se vive en el país, el DT del Tricolor señaló: "A mi me suceden cosas increíbles, que si me la cuentan, no las creo. Cada vez que voy a las provincias o donde vaya, soy una persona que me respetan, las personas me quieren y eso me llena de orgullo. Eso es más importante que cualquier otra cosa. Y pensar que el ministro de Deportes me quiera conocer, es sorprendente y me genera un gran orgullo. Esto significa que estoy haciendo las cosas bien y es lo más lindo de todo".

En esta visita por el Sur, Lammens recorrió las instalaciones de la sede y del estadio de Brown de Adrogué que fueron acondicionadas para colaborar en la lucha contra el Coronavirus y también del polideportivo municipal, ubicado en Ministro Rivadavia, donde también instaló un lugar para recibir a posibles contagiado de Covid-19.