La biblioteca de Julio Cortázar, en podcasts

mundos personales. La Fundación Juan March tiene los casi 4.000 libros que el autor atesoraba en su departamento de París. 

Escritor con un pasado en Banfield

Escritor con un pasado en Banfield.

Desde la Fundación Juan March, que tiene los casi 4.000 libros que Julio Cortázar guardaba en su departamento de París, lanzaron una serie de podcasts y un video-ensayo sobre la biblioteca del autor argentino y sobre sus anotaciones, dibujos y recuerdos.

Esta frondosa biblioteca fue donada por Aurora Bernárdez, la esposa del escritor que pasó su infancia en Banfield, en 1993.

Una de las particularidades de la biblioteca son las anotaciones del autor, reflejo del lector que fue. En las páginas, Cortázar subraya, tacha, protesta, dibuja y reflexiona.

Esta biblioteca concentra los títulos que lo acompañaron desde joven en Argentina y otros que adquirió en París, fruto de paseos por las librerías de la ribera del Sena, como libros de arte, historia y poesía, pero también ediciones de bolsillo con su firma y fecha de adquisición.

Cuenta con libros en 26 lenguas, más de 800 tienen su firma, que cambia a lo largo de los años, y otros 397 anotaciones en los márgenes. También tiene más de 500 ejemplares están dedicados y en algunos se pueden encontrar recuerdos como un billete de metro o flores prensadas.

Entre las dedicatorias está la de la poeta Alejandra Pizarnik, antes de su suicidio en 1972. "En el hospital aprendo a convivir con los últimos desechos", se puede leer en la obra "La pájara en el ojo ajeno", dice la dedicatoria. 

También hay libros en los que los propios autores le escriben dedicatorias, como el mexicano Octavio Paz, con quien Cortázar mantuvo una larga amistad. Desde los países donde estuvo destinado como embajador, el poeta le dedicó ejemplares: "A Julio - No César: ¡Cortázar!", escribe Paz desde Nueva Delhi en 1965. También hay dedicatorias de Italo Calvino, Rafael Alberti, Juan Carlos Onetti o Gabriel García Márquez.

La biblioteca suele ser consultada por investigadores, lectores y admiradores de su obra, y sus fondos hoy están digitalizados.

Julio Cortázar fue Iniciado en la lectura por su madre desde muy pequeño. Su creatividad y su curiosidad se alimentaron de los grandes textos de todos los tiempos, y de otros aquellos imprescindibles en un intelectual que vivió intensamente el panorama cultural, social y político de la segunda mitad del Siglo XX.

Temas Relacionados
+ mundos-personales
ÚLTIMAS NOTICIAS