La Unión | historias lomenses

Pumas del Sur, la asociación que vive para los chicos y sus necesidades

Banfield. La entidad, con más de 40 años, asiste de chicos de Lomas. La historia que comenzó con un club de barrio que llegó a más de 400 niños.

Ms de 400 chicos son asistidos por la entidad

Más de 400 chicos son asistidos por la entidad.

La Asociación Civil Pumas del Sur es una entidad que lleva más de 40 años asistiendo a chicos de Lomas en sus diferentes necesidades, siendo un complemento diario en sus vidas. La historia de cómo pasó de ser un club de fútbol a un espacio de servicio para más de 400 chicos.  

Hay que remontarse a 1981 para conocer el inicio de esta historia. Un 14 de marzo, en Banfield, Enrique Flores fundó la organización junto a Mario Villanova. En aquel entonces, Pumas era un club de fútbol de barrio para chicos de 10 años con diferentes necesidades. 

"A través del deporte y del cariño, les brindábamos a los chicos un lugar de pertenencia y colaborábamos con lo que necesitaban. Con un poco de pan y un té para merendar, todo se hizo una cadena y empezaron a venir cada vez más niños. Llegamos a tener varias categorías por la enorme cantidad que éramos", contó Mario. 

En diálogo con La Unión, expresó que la gente se fue sumando, aunque la perspectiva comenzó a cambiar lentamente. "Todo se volvió más competitivo, y fue perdiendo la acción social para la niñez que tenía. Allí, decidí dar un paso al costado", señaló. 

Sin embargo, su labor social no cambió: "Surgió la posibilidad de armar un proyecto de acción comunitaria para continuar por el camino que veníamos junto a una iglesia de Banfield. Nos dieron la ayuda para comprar los terrenos donde estamos actualmente, y hacer un comedor, baños, cocina, y un gran espacio para que los chicos jueguen".

En ese entonces, Pumas del Sur nació. Con el correr de los años y con apoyo "de Unicef, de embajadas, de ministerios, de gente y de todos", llegó a ser el "centro de ayuda integral para la niñez, la juventud, y asistencia a la familia" que es hoy. 

La entidad tiene cuatro áreas puntuales de las que más de 400 chicos forman parte. Desde aquellos que no tienen a sus padres en casa para pasar el día, hasta aquellos que simplemente necesitan algo para comer a la mañana o a la tarde, el espacio les brinda la contención necesaria. 

En primer lugar, La casa del Niño, que se formó con apoyo de la Unidad de Desarrollo Infantil (UDI), asiste a 120 niños de entre 6 y 13 años, a contra turno del colegio. Con algo para desayunar o almorzar, pasan el día después o antes de la escuela en la institución. 

"Con el tiempo, pensamos en los hermanitos de estos chicos. Entonces hicimos un jardín, con ayuda de mucha gente, para que también puedan pasar el día en nuestro lugar, sobretodo aquellos que no tienen a quién los cuide", agregó Mario. 

Por otra parte, también trabajan con "la necesidad en la adolescencia y la juventud", con quienes realizan charlas y talleres". "Nos interesa la persona, por eso queremos mostrarles que hay otra forma de vivir, que es sin robos y sin droga", recalcó. 

Mario, finalmente, indicó que también hay un programa para mayores de 18 años, en el que entran "los egresados de Pumas del Sur y algunos padres": se trata de una cooperativa gastronómica que hace los reconocidos "conos de pizza" que se venden en algunos lugares gastronómicos. 

"Tenemos el objetivo de que se siga potenciando para que más personas puedan sumarse. Además, trabajamos en la posibilidad de un plan de apadrinamiento de chicos, para que toda la sociedad colabore con nosotros, para que podamos continuar asistiendo a chicos de todas las edades que necesitan algún tipo de contención", concluyó, en charla con este medio.  

Temas Relacionados