La Unión | historias lomenses

Es cantante y encontró en el pole dance una liberación en su cuerpo y en su voz

Poder femenino . Daniela Azás es una reconocida artista lomense que se apasionó por una disciplina que quiere desmitificar y recomendar porque la ayudó a redescubrirse.

El propio reconocimiento y la integración de lo personal con lo profesional es parte de lo que encontró en el pole dance, la cantante de folklore lomense, Daniela Azás, quien se animó a romper con sus prejuicios y supo abrazar esa liberación que hoy la encuentra en su mejor versión.

La integración del cuerpo con su voz es parte de todo el aprendizaje que tuvo durante estos años que Daniela se animó a practicar esta disciplina tan vinculada a lo sensual.

"El pole me enseño a reconocerme, a poder entender lo que significa estar consciente de todo tu cuerpo y del cuidado que requiere y hoy puedo vincular esta pasión con mi versión profesional porque además soy profesora de canto", explicó la artista que desde 2016 practica dicho deporte, pero por sus propios prejuicios no se animaba a mostrar lo que hacía.

Desmitificar una disciplina que parece ser para unos pocos, es a lo que apunta Daniela porque ella pasó muchas veces por ese pensamiento. "En un principio lo veía y no me animaba. Iba al lugar a preguntar horarios y costos, pero no me decidía por miedos, por pensar que no iba a poder o que yo no tenía el cuerpo para hacerlo", expresó.

Pero luego entendió que es para toda persona con ganas de desafiarse, de animarse y de aprender que nada tiene que ver el aspecto físico, pero sí con los logros personales.

Pasó por varios estudios donde se daban clases de pole que también le enseñaron que un buen profesor es fundamental para practicar dicho deporte.

"La experiencia me ayudó a entender que es fundamental la consciencia corporal y no extralimitarse con los ejercicios porque así aparecen las lesiones", manifestó la artista que hizo parte de su gran aprendizaje en Black and White Acro y Pole Dance Studio de Banfield y durante la pandemia junto a la profesora, Adriana Romero Ramírez.

INTEGRAR LA VOZ CON EL CUERPO

A pesar que Daniela hace unos años que practica pole, fue en el último tiempo que pudo reflexionar sobre lo que la disciplina le aportó a su persona.

"En mis redes siempre publicaba todo lo referido al canto y a las clases que dicto como profe, pero no me animaba a contar lo del pole y comencé a preguntarse por qué no lo hacía", expresó la artista que luego se logró romper con esos prejuicios y contar su historia.

"Fue recién el año pasado que, con esto de la virtualidad, del parate que hubo para todos por la pandemia que me puse a pensar que debía integrar a todas las Danielas y me animé a postear una foto mía en el caño", detalló y explicó que ahora quiera recomendar a otros que hagan todo aquello que los apasione.

"Hoy puedo asociar todo este camino recorrido con una gran liberación que siento a nivel corporal como personal. Por eso lo recomiendo, porque es un conocerse distinto y logré asociarlo con la voz porque también hay que liberarla y en el pole pasa lo mismo. Se trata de la confianza y hoy puedo trabajar de distinta manera porque cambió mi cabeza y en mi voz fui desbloqueando mis límites", concluyó.

Para conocer más de esta gran artista entrar en Instagram: @daniela_azas, Facebook/Dani Azás o en el Canal de YouTube: Daniela Azás.

Temas Relacionados