La Unión | SOCIEDAD

"Ayudar es no mirar para el costado y colaborar con el prójimo"

CORAZÓN GIGANTE. En el Día Internacional de los Voluntarios, una ONG y un comedor de Lomas contaron lo que significa trabajar desinteresadamente y sin recibir nada a cambio.

Todos los 5 de diciembre se celebra el Día Internacional de los Voluntarios, en homenaje a esas personas que dan sin recibir nada a cambio. Ayudan por satisfacción y reciben una palabra de agradecimiento o una sonrisa como paga. En un contexto de pandemia, donde la colaboración hacia el prójimo es fundamental, tanto Ayudar Dar como el Comedor Los Pekes hablaron de lo que significa ser voluntarios, de trabajar desinteresadamente para los que más necesitan y el orgullo de formar parte de las personas que aportan su granito de arena para ver un mundo mejor.

Ayudar Dar es una organización no gubernamental que se creó en medio de la pandemia gracias a un grupo de amigos y su nombre refleja lo que quieren trasmitir. Con 28 voluntarios, ayudan con ropa, alimentos y viandas a comedores y merenderos de distintas partes de zona Sur, como Lomas, Monte Grande y Luis Guillón, además de colaborar en Morón y Lugano.

Ayudar Dar se creó en medio de la pandemia gracias a un grupo de amigos y su nombre refleja lo que quieren trasmitir. Con 28 voluntarios, ayudan con ropa, alimentos y viandas a comedores y merenderos de distintas partes de zona Sur, como Lomas, Monte Grande y Luis Guillón.

"Creo que la palabra ayudar tiene que ver con no mirar para el costado ante la posibilidad de colaborar con el prójimo. Es ser empático y ponerse en el lugar del otro para entender las necesidades", contó María Laura Bardelli, voluntaria de Ayudar Dar, que rápidamente aclaró: "Nosotros no recibimos ninguna remuneración por nuestra labor y eso es una de las cosas que más nos gratifica".

La palabra ayudar tiene que ver con no mirar para el costado ante la posibilidad de colaborar con el prójimo. Es ser empático y ponerse en el lugar del otro para entender las necesidades.

La pandemia hizo que Ayudar dar se expanda en las redes sociales, ya que su objetivo primordial es continuar con la ayuda desinteresada para los vecinos y agrandar la red de voluntarios.

Roxana Cejas, más conocida como "Rosy", es una de las cuatro voluntarias que trabaja en el Merendero Comedor Los Pekes de Fiorito y tiene en claro que ayudar de corazón en el barrio le reconforta el alma: "Cuando llega el horario de la merienda y la comida, sabemos que cumplimos un rol fundamental en la sociedad. Eso nos motiva a no bajar los brazos en ningún momento, por más difícil que parezca".

Cuando los vecinos te agradecen me siento muy feliz. Pone en valor todo el esfuerzo que hacen los voluntarios, y no solo los de mi comedor, sino todos los que ayudan en distintas partes del mundo. Trato de vivir el día a día al servicio de la gente.

Con las Fiestas a la vuelta de la esquina, los esfuerzos se redoblan con el mismo objetivo: ayudar. El Merendero Comedor Los Pekes preparará pan dulce para repartir por las distintas familias del barrio.

"Cuando los vecinos te agradecen me siento muy feliz. Pone en valor todo el esfuerzo que hacen los voluntarios, y no solo los de mi comedor, sino todos los que ayudan en distintas partes del mundo. Trato de vivir el día a día al servicio de la gente", concluyó "Rosy".

Cabe mencionar que, el 17 de diciembre de 1985, la Asamblea General de las Naciones Unidas invitó a los gobiernos a celebrar todos los años, el 5 de diciembre, el Día Internacional del Voluntariado, con el fin de que se cobre mayor conciencia sobre la contribución que aporta el voluntariado, lo cual estimulará a más personas a ayudar desinteresadamente.

Temas Relacionados