Padre e hijo, unidos en la creación de un cortometraje lomense

FAMILIA DE ARTISTAS. "Fuera de plan", un rodaje con tintes absurdos hecho en la localidad, tuvo la participación de dos vecinos que comparten mucho más que el parentesco.

Fernando y Lisandro Suárez están unidos mucho más que por el parentesco. Padre e hijo respectivamente, ambos lomenses estudiaron circo e incursionaron en la música, pero la decisión de Lisandro de transitar el camino de las artes cinematográficas hizo que el lazo entre ambos fuera más allá: Fernando, que es famoso por ser el titiritero de la Plaza Grigera, actuó en "Fuera de plan", un cortometraje dirigido por su propio hijo, lo que demuestra que en la sangre de ambos corre la pasión por el arte.

"Fuera de plan" es un cortometraje con tintes absurdos que se filmó como parte de una materia de la Escuela CreArteCine de Lomas, donde asistía Lisandro Suárez, a quien se le ocurrió convocar a su padre Fernando, también en el ambiente del arte, para que sea el protagonista de la historia.

La trama trata sobre un empleado del banco que, al pedirle un destornillador a su vecino para arreglar la televisión, se da cuenta que tiene en su poder información sobre la entidad bancaria y planos del lugar. Atormentado por la duda, decide averiguar de qué se trata.

La trama trata sobre un empleado del banco que, al pedirle un destornillador a su vecino para arreglar la televisión, se da cuenta que tiene en su poder información sobre la entidad bancaria y planos del lugar. Atormentado por la duda, decide averiguar de qué se trata. Para filmar los interiores utilizaron algunas locaciones, como los departamentos, el Banco Provincia, un kiosco y un videoclub, mientras que usaron espacios de la vía pública para los exteriores.

Lisandro, hijo de titiriteros, buscó su propio camino. De chico iba con su padre a la escuela de circo criollo, pero de adolescente incursionó en la música y en lo que es su pasión, las artes cinematográficas. "Me gustaba mucho mirar películas y me llamaba la atención saber cómo se creaban", admitió sobre el momento en el que se dio cuenta de lo que quería para su vida.

CreArteCine fue su espacio en el mundo, donde pudo capacitarse y aprender sobre lo que siempre supo que iba a ser su vocación. "Hacer el corto con mi papá fue una experiencia muy linda. Volvimos a trabajar en algo juntos después de un largo tiempo, en un espacio donde sentí que yo era el que debía guiarlo", contó el lomense de 23 años.

PAPEL DE ACTOR

"Mi hijo es muy relajado y comprensivo, entonces te deja componer el personaje de la manera más pura y con muchas libertades", dijo el padre sobre sus sensaciones al trabajar junto a Lisandro, e inmediatamente agregó que se grabaron muchas escenas y que pensó que la filmación había quedado muy casera, pero cuando vio el resultado final le "gustó muchísimo y fue una grata sorpresa".

Hacer el corto con mi papá fue una experiencia muy linda. Volvimos a trabajar en algo juntos después de un largo tiempo, en un espacio donde sentí que yo era el que debía guiarlo.

Fernando explicó que no le costó separar el vínculo familiar con el trabajo: "Cuando terminaba la filmación y dejábamos de brindarle tiempo a la parte artística, ahí volvía nuevamente la relación de padre e hijo".

"Lisandro tiene la esencia necesaria, le puso el alma y el corazón al proyecto", dijo Fernando sobre el rodaje realizado, mientras que Lisandro, agradecido, agregó: "Al ver los créditos, sentí mucho orgullo y me quedé con ganas de continuar la historia".

APORTE A LA CAUSA

Fernando siempre fue un convencido del talento de los artistas independientes y un admirador de los realizadores de proyectos propios. Es por eso que, hace dos décadas, tanto él como varios artistas se juntaron para formar la Asociación de Teatristas del Sur del Conurbano (Surco) y dar talleres gratuitos relacionados al teatro y al clown. Surco, que era exclusivamente de Lomas, comenzó a contar con el apoyo de otros municipios y se transformó en la red teatral Sur, pero lamentablemente al tiempo se disolvió.

Algunos integrantes de esa camada no bajaron los brazos y actualmente formaron Neo Surco, que se creó con el objetivo de reflotar ese trabajo y abrirse a las diferentes culturas, a las artes y a las diversas disciplinas y géneros. "La idea es trabajar a full para favorecer al teatro, la danza, el clown y el circo, la música y las artes plásticas, para que puedan generar contenido, desarrollarse, conseguir subsidios y hacerse visibles en la sociedad", dijo Fernando, integrante de aquel proyecto y uno de los encargados del surgimiento de este renacimiento.

"Sabemos que la pandemia trajo muchos problemas para el rubro y los artistas están sufriendo, por eso queremos ayudarlos", dijo, y adelantó que ya trabajan para poder contar con una ley con un fondo provincial para llevar adelante distintos proyectos en la zona.

Fernando contó que ya trabaja en un largometraje del género policial negro y que contará con su hijo Lisandro en la dirección o la producción, en lo que será otro trabajo familiar en conjunto.

Cabe destacar que Fernando es el titiritero de la Plaza Grigera hace más de 20 años. En 2016 fue reconocido como el mejor titiritero de Argentina y recibió el premio "Javier Villafañe".

Para finalizar, y a modo de adelanto, Fernando contó que ya trabaja en un largometraje del género policial negro y que contará con su hijo Lisandro en la dirección o la producción, en lo que será otro trabajo familiar en conjunto.

Temas Relacionados
+ historias lomenses
ÚLTIMAS NOTICIAS