La Unión | DEPORTES

En un partido para el infarto, Lanús hizo historia en Brasil

Copa Sudamericana. Lanús, que había ganado 3-2 en la ida, perdió por 4-3 ante San Pablo, pero avanzó por cantidad de goles de visitante. El boleto lo logró en la última bola.

En un encuentro electrizante y lleno de emociones, Lanús dio golpe ante San Pablo en el imponente Morumbí y, tras perder por 4-3 en el duelo de vuelta, consiguió el boleto a los octavos de final de la Copa Sudamericana, gracias a la cantidad de goles de visitantes convertidos en esta serie. En la ida, el club sureño había ganado 3-2.

El gol de Orsini, como el de Quignón una semana atrás para celebrar en la Fortaleza, llegó en tiempo de descuento, en la última pelota del partido, y gracias a eso el Granate cerró el global 6-6 para recuperarse de los dos cachetazos que recibió en menos de dos minutos y que lo dejaban afuera de la competencia. Así, con amor propio, tuvo el premio por no darse por vencido y sigue en carrera en el certamen continental.

Como en la ida, este partido tuvo todas las emociones, con dos equipos letales en los ataques y con bastantes debilidades en la defensa, y por eso fue cambiante, electrizante y muy entretenido a lo largo de los 180 minutos.

En ese contexto, y sabiendo las falencia del local en defensa, Lanús se plantó con una idea clara, lejos de su arco y enfocado en convertir un gol de visitante que diera tranquilidad. Y eso lo consiguió a los 17 con un golazo de Pedro De la Vega, que sacó un violento remate desde afuera del área y que hizo estéril el esfuerzo del arco del elenco paulista.

Con la ventaja, todo parecía encaminado para el conjunto sureño, pero eso no pasó. A la visita le costó sostener la diferencia y a los 28 minutos, tras un tiro de esquina, Alves puso el 1-1 con un buen cabezazo para complicar el panorama de los pibes de Zubeldía.

Sin embargo, y más allá de que el encuentro se tornó más parejo, el Grana fue efectivo para aprovechar las fallas defensivas del local y cerca de la finalización del primer tiempo, puso el 2-1 por intermedio del joven Aguirre para irse al descanso con una importante ventaja, ya que obligaba a San Pablo a convertir tres goles para avanzar de fase.

Esa relajación por el resultado positivo, sumado al cansancio por la carga de partidos (jugó tres partidos en una semana), lo refugió muy cerca de Morales desde el inicio del segundo tiempo y San Pablo, que puso más hombres de ataque, empezó a ser una amenaza por la cantidad de llegadas claras que tenía.

Todo eso lo cristalizó a los 17 minutos por intermedio de Pablo (que ingresó para fortalecer la ofensiva), que empató el encuentro en dos y colocó nuevamente a su equipo en carrera frente a un elenco granate que ya no tenía pelota, tampoco gravitaba en ofensiva y solamente aguataba el resultado.  

Los cambios que colocó Zubeldía con los ingresos de Quignón, Acosta y Orsini no ayudaron para torcer la tónica del encuentro, en el que San Pablo estaba a un gol de llenar la definición a los penales. Y ése llegó a los 42 minutos con un tanto en contra de Thaller, que no pudo despejar un centro desde la derecha y metió la pelota en su valla. 

Pero la historia no terminaría ahí. Dos minutos más tarde, y mientras se recuperaba del golpe, Gabriel anotó de cabeza del 4-2 para adelantarse 6-5 en el global y sentenciar las ilusiones del elenco sureño, que de tener una ventaja de tres goles a favor pasó a perder el encuentro en pocos minutos.

Eso podría haber sido letal para cualquier equipo, ya sin tiempo y con las piernas cansadas. Sin embargo, como hizo hace una semana atrás en la Fortaleza, no se dio por vencido y Orsini, a los 48 minutos, puso el 3-4 para igualar el global en seis y avanzar, de manera agónica, a la próxima fase de la Sudamericana.

SÍNTESIS

San Pablo (4): Tiago Volpi; Tché Tché, Diego Costa, Bruno Alves y Reinaldo; Luan, Dani Alves, Igor Gomes y Gabriel Sara; Luciano y Brenner. DT: Fernando Diniz Silva.

Lanús (3): Lautaro Morales; Leonel Di Plácido, Nicolás Thaller, Guillermo Burdisso y Brian Aguirre; Facundo Pérez, Tomás Belmonte y Lucas Vera; Pedro De La Vega, José Sand y Alexandro Bernabei. DT: Luis Zubeldía.

Goles PT: 16m, De la Vega(L) y 26m, Dani Alves (SP). Goles ST: 17m, Pablo (SP); 42m, Thaller (L), en contra de su valla; 45m, Sara (SP) y 48m, Orsini (L). Cambios ST: Al inicio, Pablo por Costa (SP); 25m, Nicolás Orsini por De La Vega (L); 26m, Lautaro Acosta por Bernabei (L) y Facundo Quignón por Vera (L); 35m, Víctor Bueno por Bruno Alves (SP); 42m, Alexis Pérez por Facundo Pérez (L); 45m, Franco Orozco por Aguirre (L); y 46m, Leo por Luciano (SP) y Robert Arboleda por Brenner (SP). Amonestados: Pérez, Burdisso, Belmonte, Acosta y Morales (L). Sara (SP). Arbitro: Alexis Herrera (Venezuela). Estadio: Morumbí (San Pablo).

Temas Relacionados
+ DEPORTES
ÚLTIMAS NOTICIAS