La Biblioteca Gutiérrez festeja sus 82 años de vida

EN PANDEMIA. Luciano Codegoni contó sobre la importancia de su familia en la institución, su llegada a la presidencia y el festejo virtual que se llevará junto a vecinos.

¡Feliz cumpleaños! La Biblioteca Cultural y Popular Juan María Guitérrez cumple 82 años de vida. Un espacio que cuenta con una historia y una fisonomía muy bien conservada, pese al paso del tiempo, y que le brinda a Lomas un espacio cultural muy valioso para la localidad. Fundada en 1938, cuenta con más de 30 mil ejemplares en su colección. Luciano Codegoni es el presidente de la institución y la tercera generación de la familia que se sintió "atraída" por los libros: contó cómo llegó a la institución, la lucha frente a la pandemia en su gestión y el festejo virtual junto a la comisión directiva, los socios y los profesores.

"Cumplir 82 años es espectacular. Este festejo es muy especial por la trayectoria, el clima, y la familia que se genera en este espacio, el cual crece cada vez más". Esas fueron las primeras palabras de Luciano Codegoni, quien actualmente preside la Biblioteca Cultural y Popular Juan María Gutiérrez. Su apellido es bien conocido en la institución, ya que tanto su abuela como su padre también formaron parte de la comisión directiva por muchos años.

"Los Codegoni desembarcamos en la biblioteca gracias a mi abuela materna "Dory", dijo el lomense. Margarita Solari, que en ese entonces era la presidente, la invitó desinteresadamente, en un momento donde la institución era de renombre y con actividades desbordantes", contó Luciano, quien agregó que su abuela comenzó como colaboradora y terminó como una gran secretaria de varios presidentes.

De la misma manera, su abuela invitó a su papá, porque faltaba cubrir un cupo en la comisión directiva. "Mi padre aceptó y a los pocos días lo eligieron como presidente, porque ya había estado al frente del Rotary y estaba empapado de las actividades sociales, culturales y solidarias", detalló sobre el legado familiar.

Actualmente, su gestión le hace frente a la pandemia por el Coronavirus y admitió que fue un impacto negativo para la actividad cultural. "Debimos reinventarnos y hacer un parate obligado: lo primordial fue no perder el contacto entre nosotros y empezamos a trabajar puertas para adentro, con el movimiento de muebles, el reciclado de libros y su posterior reubicación, además de la remodelación del salón de actos principales", contó. Además, cumplen estrictamente con el protocolo sanitario solicitado para sus respectivas actividades.

Pese al aislamiento obligatorio, el festejo por un nuevo aniversario se llevará a cabo de manera virtual: vía Zoom, la comisión directiva piensa en un brindis, a modo de homenaje para la Biblioteca Juan María Gutiérrez. "Es lo que nos queda, porque no tenemos permiso para poder abrir. Pero nos contactaremos virtualmente con los profesores y socios para pasar un momento ameno", adelantó el lomense de 46 años.

RECUERDOS

Luciano aún recuerda de su infancia que, debido a su historia familiar, era un visitante recurrente de la biblioteca. "La institución siempre fue un pedacito de la casa", dijo. De a poco se enganchó y ya como arquitecto fue una pieza fundamental en la remodelación del piso del patio de la biblioteca, en lo que el lomense considera como un hito para la institución. "El vínculo se estrechó y por decantación terminé en la comisión, con la misma historia que mi abuela y mi padre. La biblioteca, su historia y su gente me atraparon completamente. Al año me solicitaron que sea presidente", admitió sobre el cargo que ocupa hace dos años.

Debimos reinventarnos y hacer un parate obligado: lo primordial fue no perder el contacto entre nosotros y empezamos a trabajar puertas para adentro, con el movimiento de muebles, el reciclado de libros y su posterior reubicación, además de la remodelación del salón de actos principales

Su edificio es histórico para la localidad de Lomas: ubicado en Almirante Brown al 2100, a una cuadra de la estación de Lomas, cuenta con un aljibe, una atracción para los vecinos que se acercan a consultar un libro. La construcción del edificio data de 1840, incluso antes de la llegada del ferrocarril. Cuando la ruta comenzó a ser ferroviaria, la biblioteca se transformó y empezó a tomar el rol de centro cultural.

Codegoni invitó a los vecinos a que se acerquen a la biblioteca y se hagan socios del espacio: "Tenemos costos muy accesibles y para nosotros, los amantes de la cultura del libro, es muy importante que esta familia crezca con el correr de los días".

Tanto Facebook (Biblioteca J.M. Gutiérrez) como Instagram (@bibliotecajmgutierrez) son sus redes sociales y algunos de los medios de contacto para los interesados en los cursos y las actividades culturales, de gran aporte para la comunidad. Su teléfono es 4244-4075.

+ historias lomenses
ÚLTIMAS NOTICIAS