Qué protocolo tiene Banfield para la vuelta del futsal

Está listo. El Taladro pondrá a disposición tres espacios para las prácticas de seis jugadores como máximo y todos se acondicionarán con las medidas sanitarias. 

El regreso de los entrenamientos en el futsal está cada vez más cerca y Banfield lo sabe. Por eso, sin tiempo que perder, ya tiene listo su protocolo con la disponibilidad de distintos sectores para la práctica deportiva y aguarda con ansías el 25 de septiembre, día pactado por los estudios PCR, para dar el puntapié inicial para el regreso de la actividad.

El Taladro pondrá a disposición del cuerpo técnico que comanda Emanuel Santoro tres espacios de sus instalaciones que permitirán cumplir a la perfección con las medidas sanitarias: el Microestadio 110 años, la cancha auxiliar del microestadio y la cancha del predio de Rincón y las vías. Así se lo confirmó Fernando Mosquera, encargado del departamento de futsal, a Diario La Unión.

"La verdad que somos privilegiados, no todos los clubes tienen las mismas posibilidades que tiene Banfield, y eso es muy importante. Hay clubes que tienen que alquilar para jugar y entrenar y nosotros tenemos tres canchas. Eso es un plus para desarrollar la actividad de la mejor manera. Las instalaciones son acorde a las exigencias", remarcó el dirigente.

A su vez, para cumplir con los requerimientos de las autoridades nacionales, Banfield acondicionó sus instalaciones y colocará cabinas sanitizantes, dispenser de alcohol en gel y se colocarán citas para marcar la distancia social. Además, la limpieza se hará antes y después de los entrenamientos, los baños se podrá usar con un máximo de dos personas a la vez y los jugadores llegarán cambiados desde sus casas sin utilizar los vestuarios.

Los estudios para detectar si hay o no contagiados de Coronavirus estarán a cargo de la Asociación del Fútbol Argentino. El primero, que será el hisopado, se realizará el viernes 25 y después, con los resultados en manos, se retomarán los trabajos la otra semana. A su vez, cada siete días se harán testeos serológicos para controlar el grupo de trabajo y también podrían realizarse estudios sorpresas a cargo del Ministerio de Salud.

En esa línea, Mosquera comentó: "El protocolo entra dentro del que se diseñó para el Ascenso, que son entrenamientos con un máximo de 20 personas entre los que se encuentran jugadores, cuerpo técnico y un médico. Los grupos de trabajo serán por semana y cerrados con un máximo seis jugadores, ya que nadie de afuera al grupo podrá ingresar. Los cambios se podrán hacer a la semana siguiente luego de que hagan los nuevos testeos".

A su vez, con el objetivo de no dejar nada librado al azar, se realizaron diferentes charlas con los jugadores y el cuerpo técnico sobre el protocolo a cumplir, tanto dentro como fuera del club, ya que "de ellos depende que sea exitoso o no", comentó Mosquera. "Si hay un chico contagiado, el grupo de trabajo será separado y eso es lo que tenemos que evitar", cerró el encargado del departamento de futsal del Taladro.

Temas Relacionados
+ DEPORTES
ÚLTIMAS NOTICIAS