La Unión | historias lomenses

Tiene 88 y no falta: "Voto porque entiendo que todos tenemos que ser parte de la historia"

Comprometido. Andrés Torrisi, vecino de Banfield, tiene una gran responsabilidad ciudadana, a pesar que por su edad no tiene la obligación de ir a sufragar. 

Con un gran compromiso ciudadano se acercó a la Escuela N°7 de Banfield Oeste el vecino Andrés Torrisi, que por sus 88 años no tiene la obligación de votar, pero aseguró que lo hace siempre porque considera que "todos tienen que ser parte de la historia".

Votar es un derecho ciudadano que se convierte en opcional cuando una persona llega a los 70 años. A pesar de la pandemia, el protocolo y algunas restricciones, se puedo ver gran cantidad de votantes que se sumaron para participar de estas elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

El caso de Torrisi es uno de los tantos vecinos que aún quiere emitir ese voto que es un símbolo de libertad justamente para esa generación que tuvo que vivir el período donde la democracia pareció lejana.

"Yo creo que somos parte de la historia y que el pedacito que podemos aportar cada uno de nosotros es una obligación que hay que cumplir. En esta etapa de mi vida es lo único que me permite participar y por eso lo sigo haciendo", aseguró el vecino que aunque está jubilado sigue muy en contacto con sus dos empresas que actualmente maneja su hijo.

Yo creo que somos parte de la historia y que el pedacito que podemos aportar cada uno de nosotros es una obligación que hay que cumplir. En esta etapa de mi vida es lo único que me permite participar y por eso lo sigo haciendo.

"Ya no me queda más rollo que venir a votar y bueno eso es lo que hago. Después de los 70 siempre quise votar, es algo que no me inhibe, en una oportunidad; hasta he ido a votar en silla de ruedas cuando tuve un accidente", contó Torrisi convencido que siempre es una oportunidad nueva para participar.

EL FUTURO ES LA JUVENTUD

Para Torrisi y su experiencia personal, en los jóvenes nota un cambio muy distinto a lo que fue su generación y admite que son el futuro de un nuevo país: "La juventud de hoy está mucho más involucrada, entendiendo de lo que se habla".

La diferencia reside en las formas de encarar la lucha por los derechos, reflexionó el vecino de Banfield. "Nosotros hablábamos de diferentes temas, pero desde otra perspectiva, hoy se ha llegado a conseguir derechos por la lucha del conjunto", consideró.

Aunque aseguró que esos jóvenes están muy bien parados de cara al futuro les advirtió que el inconveniente está en "el tema de las redes, de los celulares, la tecnología en general y el poder económico".

Torrisi es un luchador nato, que sigue trabajando por esta Argentina, desde su casa y con las mismas convicciones que tenía cuando era más joven porque concluyó en que "el cambió está en cada uno de los ciudadanos de este bendito país".