La Unión | historias lomenses

Se quedó sin trabajo y la salvó uno de sus hobbies

Reinventarse. La echaron en plena cuarentena y decidió probar suerte con un emprendimiento de uñas que funcionó rápidamente. Hoy cuenta con miles de seguidores en Instagram.

Cuando Gisela Castelli se quedó sin trabajo en plena pandemia se angustió mucho por no saber cómo seguir adelante, pero gracias a un curso de uñas que había hecho hace un tiempo atrás logró reinventarse y hoy cuenta con miles de seguidores en su cuenta de Instagram, donde muestra todos sus diseños.

"Trabajaba en una heladería y cuando me avisaron que me echaban se me vino el mundo abajo porque a pesar de vivir con mis papás, también estaba complicado para ellos porque la falta de trabajo fue general", contó Gisela que vive en Temperley y actualmente trabaja en el Showroom Belleza Capilar ubicado en Turdera.

Trabajaba en una heladería y cuando me avisaron que me echaban se me vino el mundo abajo.

En plena cuarentena comenzó a hacer uñas "Press on nails": un kit completo con un diseño personalizado para mejorar el aspecto de las uñas: "Comencé con esa opción para quienes querían tener las uñas lindas a pesar de no poder ir a la manicura porque en ese entonces teníamos que estar en nuestras casa y lo vendí muchísimo", contó la joven de 21 años que además es estudiante de psicología.

Aquel curso de manicuría que Gisela había hecho hacía un tiempo atrás es su actual salida laboral que sigue creciendo día a día. "Lo hice como hobby y lo practicaba conmigo, la verdad que nunca me había dedicado hasta que llegó este momento tan complicado a nivel laboral", expresó.

Cuando se comenzó a flexibilizar las restricciones, Gisela comenzó a recibir a algunas conocidas en su casa, pero como tenía tantos pedidos decidió buscar un lugar donde poder atender a sus clientas y así fue como llegó a un showroom de Turdera donde trabaja entre uno a dos días a la semana en el horario de 9 a 17.

"Cuando creé la página de Instagram enseguida recibí más mensajes y subieron la cantidad de seguidores. Hoy estoy muy contenta porque esto me permite seguir estudiando porque puedo manejar mis horarios", destacó feliz de haber podido salir de aquella angustia que genera la pérdida de un trabajo.

Algunos de los servicios que ofrece Gise son esmaltado semipermanente, kapping gel, press on nails, spa de manos y cursos.

Respecto al futuro, Gisela sueña con poder poner su propio local a la calle. "Me gusta mucho lo que hago, requiere de mucha creación y de escuchar a cada una de las clientas para que se vayan contentas con esa idea que vinieron para que yo la plasme a sus uñas", concluyó.

Para contactar a Gisela entrar en Facebook/Esculpidas Gise o en Instagram: @esculpidasgise.

Temas Relacionados