La Unión | mundos-personales

A “Los locos de la azotea”

Mundos personales .

La radio cumple este jueves 100 años de vida y su irrupción fue uno de los fenómenos culturales y sociales más importantes del Siglo XX.

En nuestro país los pioneros fueron Enrique Susini, César Guerrico, Luis Romero Carranza y Miguel Mujica, conocidos como los “Locos de la Azotea”, que hicieron la primera trasmisión el 27 de agosto de 1920, desde la terraza del Teatro Coliseo.

El medio radiofónico argentino conmemora un centenario de sus transmisiones, un recorrido comenzado en los techos del Coliseo y hoy redefiniéndose a través de las nuevas tecnologías.

Aquel inicio fue en pleno gobierno del radical patricio Marcelo Torcuato de Alvear por estos lares y un mundo aún convulsionado por el reciente final de la Gran Guerra.

Un grupo de intrépidos entusiastas, liderados por Enrique Susini, se trepa a lo más alto del Teatro Coliseo para lograr la primera transmisión radiofónica en Argentina. Se los llamó “Los locos de la Azotea” y eligieron la ópera “Pharsifal” para el debut del medio.

“Señoras y señores, la Sociedad Radio Argentina les presenta hoy el Festival Sacro de Ricardo Wagner”, fueran las primeras palabras que se dijeron en la transmisión.

La década del 20 fue un gran caldo de cultivo para la expansión de la radio, la Buenos Aires cosmopolita de entonces era ávida de un lenguaje común que el éter se encargaba de aportar.

El medio luego se enriqueció en contenidos, así, el tango, el box, el fútbol y los radioteatros complacieron los gustos más diversos, mientras aumentaba la cantidad de emisoras y se hacía federal el fenómeno.

Una incipiente democratización tecnológica generó que los receptores sean accesibles hasta en los sectores proletarios. El ingreso al hogar de este novedoso aparato lo incorporó al género radiofónico a la rutina de la vida diaria. Todo pasaba por allí, hasta los más encendidos discursos políticos.

La aparición de la televisión, un competidor inesperado, le quitó ficción y le agregó noticias, o lo más parecido a la realidad. También alzaban la voz en exitosos programas los primeros comunicadores y relatores estrellas.

Años más tarde irrumpió una nueva modalidad de transmisión, la Frecuencia Modulada y los novedosos receptores portátiles. Con la vuelta de la democracia aparecieron por sorpresa las radios “truchas” y con el tiempo se pudo hasta prescindir de una antena, la modernosa internet funciona también como vía alternativa, como con el auge del podcast.

La actualidad del medio se debate entre contenidos interesantes y que invitan a la reflexión con simples improvisadores y propuestas repetidas. A pesar de alguna carencia y de la contaminación ejercida por los extraños que recalan en el medio, el pronóstico continúa siendo auspicioso.

Algunos dicen que el encendido de la radio está baja, en especial entre los jóvenes, pero este medio, uno de los mejores inventos del Siglo XX, goza de buena salud y festeja con la frente alta su día y su centena

Temas Relacionados
Ver más:
+ mundos-personales
ÚLTIMAS NOTICIAS