La Unión | Talento en Acción

Los 42K de Villa La Angostura, en la mirada de dos atletas de la región

carrera de montaña. Diego Sigal y Paola Esperón destacaron la organización y los paisajes de la carrera neuquina, elegida como la segunda mejor de su especialidad de todo el mundo mediante una votación confeccionada por la World Mountain Running Association.

Los 42K de Villa La Angostura fue elegida como la segunda mejor carrera de montaña de todo el mundo, detrás de la competencia de Smarna Gora, en Eslovenia, a través de una votación organizada por la World Mountain Running Association en su página web.

La ciudad neuquina es sede de una de las actividades deportivas de mayor convocatoria del país, que se lleva adelante desde el 2003. Su recorrido atraviesa senderos y caminos montañosos que van desde el lago Espejo hasta el centro de Villa La Angostura.

El recorrido presenta 3.100m de desnivel acumulado, con una altura mínima de 700 msnm y una máxima de 1.230 msnm. A su vez, presenta dos desniveles pronunciados: el primero a los 13 km llegando a 1.035 msnm. y el segundo entre los km 22 y 27,5 con una pendiente que parte de los 880 msnm hasta llegar a 1.230 msnm.

"Aproximadamente la he corrido siete veces. Lo primero que te atrae de la carrera es obviamente el lugar. Villa La Angostura es un paraje hermoso, chico, tranquilo, con poco alojamiento. Un punto que hay que reservar con tiempo para el campeonato o los 42K porque de tanta gente que va se llena bastante fácil el lugar y eso da la magnitud de la carrera", sostuvo Diego Sigal, del Grupo Correr es Lomas en diálogo con La Unión.

Y agregó: "Algo lindo a destacar es que los 42K es una línea internacional de carreras y que esté en el país la franquicia es genial, da mucha imagen al exterior y por ende vienen muchos corredores de otros países. En 2010 tuve el placer de correr con Killian Jornet (español), con muchísimos élite que eligen la carrera que es muy bien catalogada".

La carrera neuquina ganó su zona (eliminó a Giir di Mont, Italia; Canfranc, España; la maratón de Jungfrau, Suiza; y Pikes Peak de Colorado, Estados Unidos); y luego se impuso en cruces directos a Zierre-Sinal, Suiza; y a Three Peaks, Inglaterra.

"La organización te trata extremadamente bien, seas élite o amateur. La logística, el trato, los elementos que te brindan en carrera es increíble. Nunca te fallan, mucha seguridad, mucho control en la montaña, alimentos, bebidas."

Por su parte, Paola Esperón, integrante del Auriga Running Team le explicó a este medio su experiencia: "La participé dos años, en 2013 y 2016. Como carrera me parece bellísima. Es una carrera por la cual se recorre tanto el Cerro Belvedere primero y después se asciende y desciende el Cerro Bayo. Es muy exigente, dura, hay que estar muy bien preparado. Lo que tiene de duro y exigente se compensa con los paisajes maravillosos que tiene. O sea, cuando uno llega a la cima de esos cerros mira y observa unos paisajes de toda la ciudad de Villa La Angostura, de los picos nevados de la Cordillera y eso es inigualable y es un aliciente para la cabeza cuando uno ya viene agotado de estar corriendo".

En la final, los 42K de La Angostura perdió la votación contra la competencia de Smarna Gora y quedó en el segundo puesto. La clásica prueba neuquina lleva 17 ediciones y fue sede del Mundial de la especialidad en 2019, el primero de cualquier disciplina del atletismo realizado en el país.

"Como está bien catalogada la organización del K Patagonia Eventos que es la que tiene la franquicia del 42k, la verdad que desde el primer momento siempre estuvieron a la altura de la organización (Salomón de por medio) de la carrera y uno se siente mimado cuando llega a La Angostura y ve todo el despliegue que hace la carrera sobre el lugar. Hay carteles por todos lados, descuentos, corredores, 42k es un mundo, una semana que se vive increíble. La organización te trata extremadamente bien, seas élite o amateur. La logística, el trato, los elementos que te brindan en carrera es increíble. Nunca te fallan, mucha seguridad, mucho control en la montaña, alimentos, bebidas. Está bien formada y dirigida. Uno se siente tranquilo y protegido por la organización", amplió su concepto Sigal.

Por último, Esperón se refirió al premio y contó algunos pormenores de la carrera: "No me sorprende en absoluto que haya sido declarada como la segunda mejor carrera de aventura porque no solamente desde los paisajes, sino también desde la organización Salomón piensa mucho en el corredor. Siempre me sentí muy protegida y cuidada, hay muchos puestos de abastecimiento, de hidratación, con personal médico y gente asistiendo. Es una carera linda de hacer, tanto los 42k o la otra opción de los 15k que es solo el recorrido del Cerro Belvedere para el que no está lo suficientemente preparado. Y después está el Gran K que consiste en correr los 15k el día anterior a los 42k y estos al día siguiente. Hay que estar sumamente preparado porque correr dos carreras de montaña seguidas es exigente. Pero volviendo a los 42k, las dos veces que la corrí tuve experiencias gratificant

Temas Relacionados
+ Talento en Acción
ÚLTIMAS NOTICIAS