La Unión | LOMAS

La Confitería El Galeón de Lomas, entre la pandemia y el 30° Aniversario

?CON MI HERMANO SABEMOS DEL LEGADO QUE NOS DEJÓ MI PAPÁ?.

El local emblemático se especializa en sándwiches y pastelería, productos ideales para pasar la cuarentena. Guido Trigo, hijo del dueño y uno de los que está a cargo, contó sobre los comienzos y las innovaciones que tiene en mente.

La confitería El Galeón de Lomas, ubicada en Laprida 420, es un local emblemático de la zona que se especializa en la sandwichería, pastelería y que deleita a los vecinos hace casi 30 años con sus productos, ideales para pasar la cuarentena. Juan Trigo comenzó con el emprendimiento, allá por febrero de 1991 y, hoy en día, sus hijos Guido y Matías son los que continúan con el legado familiar, haciéndole frente a la pandemia sin bajar los brazos y con diferentes innovaciones para incluir en el comercio de cara al futuro.

“Nos destacamos por nuestros sándwiches de miga. Otro fuerte que tenemos es la pastelería y los postres, que es lo que más sale en estos días de cuarentena, como el lemon pie, el brownie o las tortas de vainilla y chocolate”, dijo el lomense Guido Trigo.

En plena pandemia, tanto los hermanos Trigo como los más de 10 empleados que trabajan con ellos toman todos los recaudos necesarios para preparar los productos y para atender a los vecinos, con el propósito de cuidarse y hacer lo mismo con los clientes. “Le ponemos el pecho y no bajamos los brazos. Cumplimos con los protocolos sanitarios, a los que estamos acostumbrados por manipular alimentos”, contó joven de 26 años.

A la espera de alcanzar las tres décadas en el rubro en febrero de 2021, el pasado 8 de julio El Galeón cumplió 14 años en el nuevo local de Laprida 420. Guido admitió que, aún en pandemia, tratan de ser innovadores y buscar nuevos horizontes: “Queremos crecer, por más que seamos una confitería con trayectoria. Mi hermano está muy metido con la pastelería innovadora y está perfeccionando una torta real velvet. También tenemos ganas de trabajar en el rubro de la chocolatería, pero recién estamos en etapa de aprendizaje”.

INICIOS. “Mi papá vino a Argentina en 1952, desde España, y toda la vida se dedicó a la gastronomía. El destino hizo que llegara a Lomas y abriera la panadería, que antes se encontraba enfrente, en Laprida 437”, contó Guido sobre los comienzos del emprendimiento familiar. Panificados, tartas saladas, galletas y algo de pastelería fueron los primeros productos que ofrecía El Galeón, a comienzos de la década del ’90.

Tras 15 años, donde agregaron a la producción las masas finas, postres variados y que no eran tan comunes, como el tiramisú y el cheesecake, se mudaron al espacio que hoy ocupan, mucho más amplio, con maquinaria profesional y con la incursión de la venta de sándwiches de miga, una de las especialidades de la casa.

“Junto a mi hermano Matías, que tiene 37 años, estamos en todos los sectores y siempre fuimos conscientes del legado que nos dejó mi papá”, dijo el joven, quien comenzó a trabajar en la confitería hace ocho años, justo en el momento en el que su padre se retiró de la labor.

Para finalizar, Guido habló acerca de los vecinos lomenses y los comerciantes de la zona: “Hay una relación excelente con todos. Incluso con muchos existe una amistad, debido a estar en contacto durante tantos años”.

Además, El Galeón elabora caterings hasta 50 personas, con productos salados y dulces, y desayunos artesanales, ideales para cumpleaños o eventos. Aquellos interesados en probar algunas exquisiteces de la confitería pueden contactarse por teléfono al 42435774 o ingresar al Instagram @confiteria.elgaleon<

Temas Relacionados
+ LOMAS
ÚLTIMAS NOTICIAS