La Unión | mundos-personales

Diez años sin José Saramago

Rescate emotivo .

 

"Todo el mundo me dice que tengo que hacer ejercicio, que es bueno para mi salud. Pero nunca he oído a nadie decirle a un deportista: tienes que leer", dijo sabiamente José Saramago en una oportunidad, con su clásica ironía.

Este enorme escritor portugués falleció hace 10 años, el 18 de 2010 a sus 87 años, en la isla pequeña española de Lanzarote.

A pesar de sus problemas de salud, su genio pudo más y siguió escribiendo hasta sus últimos días, siempre acompañado de Pilar del Río, su esposa. El escritor había detenido todos sus relojes a las 4, el horario en el que la conoció.

Nacido como José de Sousa Saramago en 1922 en un pequeño pueblo a unos 120 kilómetros de Lisboa, se crió en una familia de campesinos pobres y sin tierras. Este contexto marcó su ideología y también su obra.

Su familia vivió un tiempo en Argentina y luego regresaron a su país natal, instalándose en la capital lusa. Por la penuria económica de su entorno, dejó trunco sus estudios para comenzar a trabajar como herrero pero con la lectura de los clásicos como aliada.

Mientras trabajaba en la administración púbica, publicó su primera novela, “Tierra de pecado”, en 1947. Aunque con esta obra recibió muy buenas críticas, decidió permanecer sin publicar ninguna obra por más de dos décadas.

Periodista y miembro del Partido Comunista Portugués sufrió censura y persecución durante los años de la dictadura de António de Oliveira Salazar. Su espíritu lo llevó a sumarse a la llamada Revolución de los Claveles,  que llevó la democracia a Portugal, en el año 1974 y después de casi medio siglo.

Obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1998, siendo el primer escritor portugués en conseguirlo y el único hasta fecha.

Este galardón le llegó por su capacidad para "volver comprensible una realidad huidiza, con parábolas sostenidas por la imaginación, la compasión y la ironía", según destacó la Academia Sueca.

También fue distinguido por su labor con numerosos galardones y doctorados honoris causa (por las Universidades de Turín, Sevilla, Manchester, Castilla-La Mancha y Brasilia). Además recibió el Premio Camoes, equivalente al Premio Cervantes en los países de lengua portuguesa.

Su obra está considerada por los críticos de todo el mundo como una de las más importantes de la literatura contemporánea.

“Alzado del suelo” (1980) fue la novela que le reveló como el gran novelista maduro y renovador portugués. Se trata de una novela histórica, ambientada en el Alentejo entre 1910 y 1979, con un lenguaje campesino, una estructura sólida y documentada y un estilo humorístico y sarcástico que llamó enormemente la atención en su momento.

Luego edito otras obras memorables, como “Memorial del convento” (1982), “El año de la muerte de Ricardo Reis” (1984), “La balsa de piedra” (1986), “Historia del cerco de Lisboa” (1989), “El evangelio según Jesucristo” (1991), “Ensayo sobre la ceguera” (1995) y “La caverna” (2000), entre otras.

En los últimos años se editaron algunos trabajos póstumos, como "El cuaderno del año del Nobel" y la novela inconclusa "Alabardas, alabardas, Espingardas, espingard

Temas Relacionados
+ mundos-personales
ÚLTIMAS NOTICIAS