La Unión | DEPORTES

Ibáñez: “Mis psicólogos son mi familia”

En cuarentena. El volante de Temperley contó los pormenores del aislamiento que lleva adelante junto a sus seres queridos. ?Ellos me transmiten fuerza para sobrellevar esta situación?, afirmó.

quotEs difiacutecil para miacute como para otros futbolistasquot afirmoacute

"Es difícil para mí como para otros futbolistas", afirmó.

El parate de actividades golpeó de cerca a los jugadores de fútbol. Más allá del aspecto físico que quedará marcado por este tiempo sin entrenamientos formales, también sienten el encierro y la falta de compañía, acostumbrados a un ritmo de trabajo grupal.

Emanuel Ibáñez, volante de Temperley, habló sobre este tema y sobre cómo lleva adelante la cuarentena junto a sus seres queridos en su casa en Lanús. “Es difícil para mí como para otros futbolistas. Yo tengo la suerte de estar con mi familia, con mis viejos que me acompañan y están conmigo. Yo les digo que son mis psicólogos porque no me dejan caerme y me dan fuerzas para seguir adelante”, expresó.

Sobre el día a día, contó: “Trato de tomarme las cosas con paciencia, no aburrirme para no pensar en cosas negativas. Miro series, películas, estoy con mis viejos, charlamos. Es una situación rara pero entendí que hay que acomodarse para llevarla de la mejor manera”. Y agregó: “Al no tener un patio, entreno adentro de casa con una pesa y conos, lo que tengo a mano. Obviamente es muy distinto a una práctica y, si bien tratás de hacer todo como te marcan, hay días que cuesta”.

En este sentido, el plantel del Gasolero entrena por Zoom tres veces por semana (lunes, miércoles y viernes), dos días por la mañana y uno por la tarde. La diferencia con el trabajo habitual es marcada en todos los aspectos. “Valoro mucho el esfuerzo de los muchachos que están solos y constantemente charlamos, hacemos videollamadas y tratamos entre todos de acompañarlos”, indicó el ex Talleres de Escalada.

Por otra parte, su caso particular es uno de los tantos que espera en la incertidumbre una definición sobre el futuro. Su contrato con Temperley se termina a fin de mes y, como ocurre a lo largo y ancho del fútbol argentino, aún no tiene certezas sobre qué pasará. “Me preocupa lo que vaya a pasar porque no tengo idea de hacia donde vamos y es una cuestión que va a decidir la AFA y los dirigentes. Hace unos días que hablé pero no tengo certezas”, dijo Ibáñez.

Y, por último, sobre la reestructuración de los torneos y la posibilidad de definir los ascensos, fue claro: “El futbolista quiere jugar el partido y nosotros que estábamos peleando el campeonato lo queremos definir  en una cancha. Ojala que pueda ser así porque quedaban muchas fechas por delante, estábamos en el Reducido y podía pasar cualquier cosa

Temas Relacionados
Ver más:
+ DEPORTES
ÚLTIMAS NOTICIAS