La Unión | Corazones Solidarios

José Ferster, el peluquero de Calzada que creó una escuela para enseñar gratis el oficio

?siempre estoy pensando en algún proyecto nuevo para crear trabajo genuino?.

Hace dos años impulsó junto a L’Oréal una sede en Claypole para transmitir sus conocimientos a mayores de 18 años sin recursos y contacta instituciones sociales de Brown para brindar ayuda.

Desde los 12 años que José Ferster (52) ejerce como peluquero y a pesar de que ha podido crecer en su profesión, también se encarga de buscar alternativas solidarias para que las personas sin recursos puedan estudiar y contar con un oficio.

Así fue como hace dos años creó una escuela de peluquería “Belleza para un futuro” en Claypole gracias a la empresa L’Oréal y a la Fundación Pescar para que los jóvenes mayores de 18 años puedan aprender el oficio y contar con una salida laboral.

“Siempre creí que la educación es la base de todo y es por eso que siempre estoy pensando en algún proyecto nuevo para crear trabajo genuino”, dijo el peluquero que hace más de 20 años tiene su propio local en la esquina de Avenida San Martín y Doctor Jorge Maruco en Rafael Calzada.

Actualmente está trabajando con más de cinco instituciones sociales del Partido de Almirante Brown para que puedan ayudarse entre sí y además piensa en colaborar con talleres vinculados al mundo de la belleza.

asegura que la educación es la base de todo y apunta siempre a crear capacitaciones en diferentes entidades sociales.

“En primer lugar estamos logrando que los clubes, comedores y merenderos sociales de la zona puedan contactarse entre sí para recibir la ayuda que necesiten”, explicó el peluquero, y destacó: “Quiero que además de ofrecer actividades deportivas puedan incorporar taller de peluquería, herrajes para que ellos mismos puedan confeccionar los muebles de su propio local y de costura con el mismo objetivo de poder solventarse a través de la capacitación”.

Respecto a su potencial para llevar adelante este tipo de tareas solidarias, contó que recibe la ayuda de empresas y del Municipio de Almirante Brown que lo respalda en cada proyecto.

“No apunto a un crecimiento propio, sino a uno social donde se puedan crear más puestos de trabajo, por eso creo que la educación es la única salida”, explicó sobre la motivación real de cada uno de sus proyectos.

También está tratando de conseguir una ambulancia para la salita de primeros auxilios de Calzada.

UNA ESCUELA QUE CRECE. Durante el primer año de la escuela de Claypole, egresaron 37 alumnos que gracias a la Fundación Pescar, que se dedica a colaborar en la búsqueda laboral, ya están trabajando. El mes que viene tendrán su título más de 40 alumnos que cursaron este año.

“Tengo contacto con los exalumnos porque me interesa saber sobre su futuro y apuesto a continuar trabajando para las personas sin recursos”, conclu

Temas Relacionados