La fiscal María Laura Alfaro consideró que el agente actuó en legítima defensa.
El hecho ocurrió en Uspallada al 3100, a metros de las vías del tren.

El Policía Federal que mató a dos delincuentes e hirió a un tercero en una juguetería que atendían sus padres en la localidad bonaerense de Glew no será imputado, ya que en primera instancia la Justicia considera que se trató de un caso de legítima defensa.

La fiscal María Laura Alfaro, del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, evaluó que el oficial Agustín Vale Angulo, agente que trabaja de custodio en la Casa Rosada, actuó para proteger a su familia por lo que no cargará con ningún delito de momento.

El hecho se produjo el sábado pasado cuando tres sujetos ingresaron al comercio situado en la calle Uspallata al 3100 para llevarse dinero y objetos de valor. Otros dos quedaron afuera como "campana" a bordo de un automóvil, según se supo después.

Una hija de la pareja de 12 años vio la escena y fue corriendo a avisar a su hermano, quien descansaba en la casa donde viven, ubicada en la parte trasera de la juguetería.

El suboficial de 23 años, que se encontraba de franco de servicio y vestido de civil, tomó su pistola reglamentaria, una Pietro Beretta calibre 9 milímetros, fue hasta el lugar y vio que los asaltantes mantenían a su madre mientras le apuntaban en la cabeza.

El Policía se identificó como tal y al ver que los ladrones le apuntaron a él disparó contra ellos. Abatió a dos adentro del negocio, mientras hirió a un tercero en el patrio.

El asaltante que sobrevivió al tiroteo, Rodolfo Ariel Aranda, de 37 años, primero fue trasladado al Hospital Zonal Lucio Meléndez de Adrogué y luego derivado al Hospital de El Cruce, en Florencio Varela, donde permanece en grave estado.

En el patio quedaron dos armas usadas por los delincuentes: una pistola Glock y una Bersa, ambas calibre 9 milímetros. Ahí fue que a partir del relato de testigos se conoció que otros dos cómplices se dieron a la fuga en un automóvil Fiat de color blanco.

El efectivo llamó de inmediato al 911 y personal de comisaría Almirante Brown 7º de Glew llegó al lugar para arribar las tareas investigativas.