La firma de semillas que tenía una fábrica en Miramar trasladará su producción desde Venado Tuerto dejando sin trabajo a los empleados de la ciudad costera.
Había empleados con 18 años de antigüedad que perdieron su trabajo.
Había empleados con 18 años de antigüedad que perdieron su trabajo.

La reconocida firma Nidera inició una etapa de cambios en el armado de su estructura. La central que tenía en Miramar será trasladada con toda su producción de semillas a Venado Tuerto y 70 empleados quedarán sin trabajo.

“Estamos haciendo un traslado de las operaciones a toda la zona de Venado Tuerto donde ya existen otros dos sectores de producción mayores. El objetivo es ser más eficientes en todo lo concernientes al negocio de semillas de maíz y girasol”, señaló el responsable de la producción, Estanislao Sestak.

Esta planta es la tercera que cierra en la provincia de Buenos Aires. Previamente lo había hecho con las de Chacabuco (en 2016) y Valentín Alsina (este año). En este caso, dentro de los trabajadores despedidos había 21 empleados efectivos, algunos con 18 años de antigüedad, y 49 con contratos temporarios.

“No es agradable decirle a una persona que ya no tiene trabajo, por más que todos van a ser indemnizados como corresponde. Era gente muy capacitada con muchos años cumpliendo funciones por eso se extenderá por un tiempo el beneficio de la obra social familiar”, dijo Sestak en declaraciones recabadas por el portal InfoGei.

Respecto al destino de la maquinaria y la fábrica en sí, aún no hay precisiones. “No hay nada resuelto con respecto al destino, primero queremos solucionar la situación de los empleados cesanteados. Hay dos o tres propuestas que se están estudiando pero concretamente no existe ninguna definición”, detalló.