Ya no sé para qué te llamo, mirá con amigas como vos… ¿Qué cómo la pasamos la Nochebuena y la Navidad?, te encanta hacer preguntas a vos, tendrías que ser de esos periodistas de chimentos que se meten en la vida de la gente, siempre con esas preguntitas que meten el dedo en la llaga, ¿Qué cosa, eh?

Ya que insistís, te cuento: mi suegra se fue recién el jueves, ella y sus órdenes dictatoriales, habría que avisarle a esa mujer que estamos en democracia.

Mi suegro también se fue ese día, pero él no joroba, es más bueno que Lassie con bozal, además se tomó unos vinitos, bah unos cuantos, y se fue al sobre.
Por suerte mi cuñada y su marido se fueron al toque, creo brindaron y se fueron, ya se pasan al otro extremo.

Leé también:  Postergaciones y preparativos

¿Y los chicos?, y dale con las preguntitas, ¿Por qué no te vas a laburar a “Intrusos”? La nena es la mejor en el estudio, todo 10 ella, pero es rara, ¿viste?, pidió que no quería regalos para Navidad porque dice que es todo un negocio montado por el capitalismo para fomentar el consumo y que sé yo cuantas cosas me dijo.

Yo algo le compré, me da cosa que no tenga regalos, igual me aceptó lo que le regalé aunque me dio un sermón que ni te cuento. Además, 12.05 ya se va a dormir.

Al menos es respetuosa en la mesa, se queda y comparte con nosotros, pero le tengo que hacer algo especial porque ella es vegetariana, entonces para ella las vacas son más sagradas que en la India. Calculo que son cosas de la adolescencia y luego volverá a la normalidad, bah eso espero yo, vamos a ver…

Leé también:  Año Nuevo, la misma historia

Pero claro el padre la consiente en todo y me dice la respete, que es una elección de vida y que no la subestime porque está en la edad del pavo. También está en contra de la pirotecnia, pero en eso la banco, en algo estamos de acuerdo, a mí tampoco me gustan los cohetes.

¿Y el nene?, primero que es ningún nene, terrible grandulón, que por lo menos me pasó de año. Este sí que no tiene problemas con la comida, arrasa con todo, como si fuera la última vez que va a comer y encima ni engorda el desgraciado, queda flaquito como siempre.

Leé también:  Pinocho, un poroto

Además, éste sí quiere regalos y no tiene vergüenza en manguear lo que quiere, te hace una listita y todo, con alternativas. Ah, este 12.05 no se va a dormir, raja para la casa de unos amigos y ahí la siguen hasta tarde, al menos no se vienen todos sus amigotes para casa.
Los adolescentes son así: 12.05 despuçes de brindar, se borran, por una cosa o por la otra, nada mejor que familias desunidas para estos casos.

¿Qué querés que te diga? Ah, atendeme una cosa, ¿te conté que nos vamos a San Bernardo en la primera de enero?, perdoná no sabía que te había contado 20 veces.