Michael Bublé, luego de la enfermedad de Noah, su hijo menor, retomó su carrera y lazó “Love”, un disco con clásicos de los ’30, los ’40 y los ’50 versionados por el propio artista canadiense. El mismo día, recibió su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, acompañado de una conmovida Luisana Lopilato.

Durante su discurso, el cantante expresó: “Mi esposa… no hay nada realmente que pueda decir que pueda expresar lo que siento por ella y por lo que hemos pasado. Es mi héroe y mi roca”.