Son formaciones compradas a Japón en 2015 y en circulación actual. Hay más de 1.000 trabajadores que todavía deben realizarse estudios.
Contienen asbesto en la cabina de conducción y en el salón debajo de los asientos.

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (Agtsyp) denunció que algunas formaciones de la línea de subte C compradas a Japón en 2015 y en circulación actual también presentan rastros de asbesto.

En conferencia de prensa, los metrodelegados informaron que, de acuerdo a un estudio realizado por la Universidad Nacional del Sur, se encontró que formaciones de la línea C "contienen asbesto en la cabina de conducción y en el salón debajo de los asientos". El gremialista Roberto Pianelli sostuvo que lo elevarán  a Metrovías, Sbase (Subterráneos de Buenos Aires) y la Secretaría de Trabajo para que "cumplan con la ley" y garanticen "formaciones libres de asbesto".

Leé también:  Derogaron la ley de residentes y concurrentes de la Ciudad

"Los trabajadores del subte estamos muy alterados porque no sabemos qué tenemos y los pasajeros que se suben a los trenes nos preguntan si ellos también se pueden enfermar", contó Pianelli. Asimismo recordó que de los 180 estudios médicos que ya se les realizaron a los trabajadores que se desempeñan en las líneas afectadas, 13 presentaron placas pleurales, es decir ensanchamiento de la pleura, que es la membrana que recubre los pulmones.

Se trata de una patología relacionada al contacto con este material cancerígeno que está prohibido en nuestro país hace 20 años. "Hay 1.200 trabajadores que todavía deben realizarse estudios médicos y serán en el Hospital Británico por orden de la ART", explicó Pianelli. Unidades de la línea B también están contaminadas con asbesto.