El arquero uruguayo no llegó a un acuerdo económico con los dirigentes para renovar su contrato y este martes retiró sus pertenencias del estadio Alfredo Beranger.
Castro retiró este martes todas sus pertenencias del club.

Al no llegar a un acuerdo económico con los dirigentes, el arquero Matías Castro fue licenciado de Temperley y su continuidad en el club corre serio peligro de cara a la próxima temporada de la Primera B Nacional.

El uruguayo no aceptó la propuesta que le realizó la dirigencia del Gasolero para extender el vínculo por un año más y por eso este martes retiró sus pertenencias del club, dando una clara señal que su futuro no estará en Turdera.

“No podemos ofrecerle más de lo que le ofrecimos. Hicimos el máximo esfuerzo posible”, señaló Marcelo Alcobre, miembro de la sub-comisión de fútbol, ante Diario La Unión. Y esa misma fuente, para profundizar sobre el tema, agregó: “Le ofrecimos el máximo que tenemos presupuestado para el puesto y no hubo caso”.

Leé también:  Temperley: Facundo Argüello dejó de ser el coordinador de Inferiores

Con este panorama, y a pesar de que la oferta sigue en pie, la continuidad de Castro se aleja cada vez más. Por lo pronto, el arquero viajó a Santa Fe para destrabar su situación con Unión, club dueño de su pase, y después de eso definirá su futuro, ya sea en Temperley o en otra institución.

En medio de esto, el Gasolero ya inició la búsqueda de otro arquero. Aún no hay un candidato firme.

HOY FIRMA LUCAS BALDUNCIEL. El mediocampista ofensivo, que ya rescindió su contrato con Gimnasia de Mendoza,  llegó rápidamente a un acuerdo con los dirigentes de Temperley y hoy firmaría su contrato para transformarse en el tercer refuerzo del Gasolero para la próxima temporada de la Primera B Nacional.