Unos 3 mil artistas de todos los barrios fueron parte de los festejos que se realizaron en el Parque Eva Perón. Los trajes, los disfraces y las plumas fueron los protagonistas de la jornada. La cantante Miss Bolivia cerró la noche con un recital.

Carlos Calzoni baila apoyado en un bastón y la sonrisa le ocupa toda la cara. Con sus jóvenes 80 años, avanza despacio sobre la pista, con pasitos cortos, y sigue el ritmo que marcan el bombo y los platillos. A su lado, sus compañeros del centro la murga Los Imparables tiran patadas al aire y con su energía atraen todas las miradas. No es para menos: se nota que disfrutan del Carnaval, lo viven y lo sienten como nadie.

Fue una celebración popular con mucho color y alegría.

Como ellos, más de 3.000 artistas de 35 murgas, comparsas y ensambles de percusión de Lomas de Zamora y de la zona Sur hicieron vibrar a los más de 10 mil vecinos que se acercaron a disfrutar de los festejos del Carnaval en el Parque Eva Perón. Fue una celebración popular con mucho color y alegría, que cerró con un recital de la cantante Miss Bolivia.

Desde las primeras horas de la tarde, los alrededores del corsódromo montado sobre uno de los sectores de la pista de ciclismo del polideportivo se llenó de levitas, estandartes, bombos y platillos de agrupaciones de todos los barrios. Los vecinos se acomodaban sobre las gradas o pegados a las vallas a la espera el espectáculo.

“estamos muy contentos de que tanta gente haya venido a compartir esta jornada de carnaval”, dijo martín.

En la previa, los stands gastronómicos de la Feria de las Colectividades se colmaron de gente. Ofrecían de todo: comidas al paso, platos gourmet y bebidas a bajos precios. Las familias más precavidas llegaron con sillas y reposeras y aminoraron la espera bajo los árboles.

Leé también:  Martín: “Las familias podrán darle la mejor atención a las mascotas”

Cuando aún no había bajado el sol, la orquesta de música mestiza La Rumbadera abrió la jornada. Con sus temas más conocidos, hizo bailar y cantar a los presentes. Luego llegó el turno de las primeras agrupaciones: La Fraternidad Fuerza Unida y la murga de la Junta Vecinal de Santa Catalina se encargaron de calentar la pista.

Martín felicitó a los artistas.

Para entonces, el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, había llegado al lugar y seguía de cerca la presentación de las primeras murgas al costado del escenario.
Al ver la cantidad de gente que se había acercado a los festejos, señaló: “Estamos muy contentos de que tanta gente haya venido a compartir esta jornada de Carnaval para tratar de disfrutar un poco en un año que, por como se presenta, será durísimo en materia económica y social. Es bueno ponerle un poco de alegría y tener una celebración como ésta”.

A esa hora, los caporales de 100% Salay hacían temblar la pista. El orador arriba del escenario hablaba de sus tradiciones bolivianas e invitaba a los vecinos a aplaudir el show.

La dinámica del desfile hasta la noche fue así: las agrupaciones esperaban la orden debajo del arco que marcaba la línea de partida y bailaban durante más de 300 metros hasta pasar por debajo de la pantalla gigante que consignaba el nombre de la murga. Allí se despedían.

Desde las tribunas los nenes tiraban espuma y los grandes les sacaban fotos a los trajes y los disfraces.

Desde las tribunas los nenes tiraban espuma y los grandes les sacaban fotos a los trajes y los disfraces. Algunos estaban maravillados con lo que veían.

Mario Belloquio, vecino de Albertina, comentó: “Es muy bueno recuperar la fiesta del Carnaval y, en momentos como éstos, recuperar un poco la alegría. Que el pueblo pueda festejar, salir a la calle y compartir esta tradición es muy lindo”.

Con el cosquilleo ese de quien sale por primera vez a escena y la emoción a flor de piel, Mariela Salomón, la directora de la murga Los Rebeldes de Lamadrid, animaba a los chicos para que se saquen la timidez de encima. “¡A ver esas sonrisas! ¡A ver esa alegría!”, arengaba.

Leé también:  Martín: “La gente eligió esperanza, votó una nueva forma de gobernar”
Desplegaron todo su talento.

La murga era la primera vez que se presentaba luego de haberse conformado en las entrañas del Club Vicenta Tinte y los nervios de todos se notaban. “La verdad que estamos con una alegría inmensa. Éste es un momento de disfrute después de tanto trabajo”, apuntó.

Más adelante, los chicos de Taladrando los Talones preparaban un muñeco gigante y Damián, o “Kerosene”, como lo conocen deslumbraba a todos haciendo malabares arriba de un monociclo

El show más atractivo de la noche lo dio la comparsa La Nueva Maracaná de Burzaco. Con sus trajes y toda su performance cautivaron a las tribunas. Las bailarinas se acercaban a las vallas con sus plumas y animaban a bailar a las familias. Muchos vecinos se querían meter a la pista y ser parte de la comparsa por un momento.

El cierre, a cargo de Miss Bolivia.

“La verdad que es un espectáculo muy lindo. Me gusta que se acerque todo el barrio, que todo el mundo esté festejando y se divierta”, dijo María Gutiérrez, vecina de Lomas Centro.

A la noche, pasadas las 21, cuando todas las murgas ya habían desfilado, llegó el turno de Miss Bolivia. La cantante, con una apuesta a la altura, desplegó un show “bien power” en el que repasó varios hits como “Tomate el palo”, “Bien Warrior”, “Dinamita”, entre otros.

Al cerrar el show, se mostró “muy agradecida” por haber formado parte de los festejos. “El show estuvo increíble. Me encantó venir a Lomas a participar de un evento para la gente, popular, con música súper diversa y una dinámica inclusiva. Los eventos así permiten que sea la cultura de todos”.