Desde su casa y cumpliendo con el aislamiento social obligatorio, el boxeador de Burzaco no se toma descenso y continúa con sus entrenamientos. “Hago turnos de tres horas por día”, remarcó.
En 2019, Baldor se consagró campeón argentino y sudamericano.

Desde que se decretó el aislamiento social obligatorio, los deportistas tuvieron que frenar con su rutina habitual para cumplir con lo establecido por el Gobierno Nacional y se la tuvieron que rebuscar para continuar con sus sesiones de entrenamientos.

Uno de ellos es Luciano Baldor, el boxeador de Burzaco que es campeón argentino y sudamericano en la categoría gallo, que desde la semana pasada no sale su casa pero no por eso frena con su rutina de entrenamiento, a la espera de que todo esto se solucione.

“Estoy haciendo turnos de tres horas de entrenamientos para seguir en movimiento y no aflojar en mi preparación.  Me traje algunos elementos del club para continuar con los entrenamientos en mi casa y así no quedarme”, comentó Baldor en charla con Diario La Unión.

Leé también:  ¿Por qué es importante donar sangre ahora más que nunca?

Ahora, en medio de la cuarentena por la pandemia del Conoravirus, las jornadas de Yiyo es la siguiente: 15 minutos de soga para calentar, 40 de gimnasia (entrenamientos de fuerza con barras y abdominales),  ejercicios de escalera para resistencia, 8 round de bolsa, cuatro de manoplas con su papá, que es su entrenador, y unos rounds de sombra para aflojar.

“Apunto a seguir haciendo la cuarentena como corresponden y no aflojar con los entrenamientos, ya que cuando esto termine me pondrán fecha para defender el título argentino. Es por eso que sigo entrenando con mi papá, que me ayuda mucho en este momento.  Mi promotor me dijo que todavía no hay nada, pero me recalcó que no afloje y por eso trato de entrenar de la mejor manera posible”, remarcó.

Leé también:  Ferraresi pidió volver a la "Fase 1" de la cuarentena: "En 9 días podríamos quedarnos sin camas"

A su vez, Baldor remarcó que esta realidad que vive el país para contrarrestar las consecuencias que puede generar la pandemia del Coronavirus “afecta” la preparación de un boxeador, aunque aclaró que “hoy lo primordial pasa por la salud”.  “No es el mismo entrenamiento. No puedo guantear, tampoco correr y además dejé mi turno de la mañana con mi preparador físico, pero primera está la salud y hay que hacer las cosas bien”, cerró el boxeador de Almirante Brown.