Las principales cadenas de supermercados y mayoristas empezaron a aplicar la quita del Impuesto al Valor Agregado (IVA) sobre las 14 categorías de la canasta básica fijadas por el Gobierno, pero hay dudas sobre la capacidad del Estado para controlar el cumplimiento de esta medida clave.
la quita del iva ya es un hecho en las cadenas más importantes de supermercados.
la quita del iva ya es un hecho en las cadenas más importantes de supermercados.

Es que los productos alcanzados son unos 2.000, y la rebaja deberá rondar el 17,4% sobre el precio final -que es el porcentaje que surge de reducir a cero la alícuota de IVA del 21%-, pero será difícil para los consumidores determinar sobre qué precio, porque en la última semana hubo fuertes remarcaciones tras la devaluación.

En los súper afirmaron que las rebajas que se hicieron fueron sobre los precios del viernes.

"Lo que podría pasar es que, como algunos proveedores no nos hicieron llegar sus aumentos de listas todavía, algunos productos podrían volver a aumentar cuando nos den los nuevos valores. Lo que no debería pasar es que el precio quede más alto que la semana pasada, contemplando la quita del IVA y la suba de la industria", prometieron desde el sector supermercadista.

Como siempre existe una relación de información asimétrica entre supermercados y consumidores, será clave la firmeza que aplique el Estado para controlar el cumplimiento de la rebaja integral del IVA en los precios.

Leé también:  La inflación de septiembre fue la más alta del año y trepó al 5,9%

En las cadenas de supermercados dijeron estar recibiendo pedidos de incremento y negociando producto por producto.

"Hay pedidos de 10%, 15%, 20%, 25%. Algún proveedor pidió más que eso, pero ni siquiera nos sentamos a discutir en ese caso", señalaron.

Uno de los focos de mayor tensión es el aceite, ya que la devaluación convirtió en un excelente negocio destinar más productos a la exportación y reducir la oferta en el mercado interno, lo cual sube su precio.

En el caso de los aceites los aumentos no bajan del 25% y están cortadas las entregas con el precio anterior.

Las categorías que entran en la rebaja son el aceite de girasol, maíz y mezcla; arroz; azúcar; conservas de frutas, hortalizas y legumbres; harina de maíz y trigo; huevos; leche; pan; pan rallado y/o rebozador, pastas secas; yerba mate, mate cocido, té; y yogur entero y/o descremado.

El presidente de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU, que agrupa a las cadenas más grandes del país), Juan Vasco Martínez, confirmó que "en las principales cadenas, se han ajustado los precios en función del pase a la alícuota cero que estableció el Gobierno".

Leé también:  Macri asemejó la inflación a una enfermedad

Algunas de las rebajas que se pueden ver en las góndolas:
- El Yogurísimo entero firme de vainilla, que estaba a $ 27,72 por unidad, ahora pasa a $ 22,91, una rebaja de 17,34%, que es la que hay que aplicar si se rebaja el IVA del 21%.
- La yerba Playadito de 1 kilo, pasó de $ 183 a $ 154,40.
- La harina Cañuelas 000 bajó de $ 30,77 a $ 25,43.
- La Blancaflor leudante de 1 kilo, de $ 58 a $ 48.
- El té con limón Great Value, marca propia de Walmart, pasó de $ 38 a $ 31,40.
- La polenta también de la marca Great Value ahora cuesta $ 23,80, mientras que el viernes estaba a $ 28,80.
- El aceite mezcla pasó de $ 47,52 a $ 39,27.
- El arroz Ala fino bajó de $ 37 a $ 30,58.
- La leche SanCor Bebé 3 de 1 litro ahora cuesta $ 101, cuando antes valía $ 122.
- Los fideos Matarazzo Spaghetti, de 500 gramos, pasaron de $ 54 a 44,60.
- La leche La Serenísima en sachet, que costaba $ 46,70 ahora está en $ 38,60.
- La leche La Serenísima larga vida en cartón bajó de $ 63 a $ 52.
- El puré de tomate La Campagnola en tetrapack, de 520 gramos, pasó de 30,30 a $ 25.
- También la leche Nutrilon que costaba hasta ayer, $50, pasó a costar $40,40 en las góndolas.