Hasta el martes, no les comprarán a los frigoríficos por las subas de los últimos días. Participan unos 1.121 comercios.

0000927124

Los supermercados chinos comenzaron un boicot a los frigoríficos hasta el martes, por los aumentos desmedidos registrados en los últimos días en los precios de la carne. La medida de fuerza, que busca empujar una baja de los precios remarcados, registró por el momento una adhesión de 1.121 comercios y autoservicios de Capital, Gran Buenos Aires y Rosario, aunque no se descarta que en los próximos días se sumen más entidades.
Miguel Ángel Calvete, titular de la Federación de Supermercados y Asociaciones chinas de la República Argentina, aclaró que por ahora sólo “se trata de las carnicerías administradas por propietarios chinos y no de aquellas que funcionan subalquiladas dentro de los locales”.
En ese sentido, desde la entidad, invitaron a todas las carnicerías y puntos que comercialicen carne a no comprar: “Hay una transferencia del aumento del dólar a los productos en góndola en un mismo porcentaje cuando los insumos no son iguales; ésta práctica es inconcebible para el bolsillo del consumidor”.

Un día sin compras
Un sinfín de consumidores decidieron ayer no comprar en supermercados, para hacer valer sus derechos ante los indiscriminados aumentos de precios de los últimos días. El boicot se sintió fuerte en algunas cadenas que vendieron
hasta un 40% menos.
Asociaciones de Defensa al Consumidor y entidades comerciales apoyaron la medida.