Silvio, coach de la Selección Argentina masculina, y Cristian, que dirigió al combinado femenino y trabaja en Chile, charlaron virtualmente con entrenadores y jugadores del Albirrojo, donde remarcaron la importancia de pertenecer al club.
Los entrenadores dialogaron con sus pares y jugadores del club Talleres.

Los hermanos Cristian y Silvio Santander tienen una amplia trayectoria en el básquet. Se formaron en Talleres de Remedios de Escalada, y merced a una gestión del club, compartieron un charla virtual con los basquetbolistas y entrenadores de la institución.

Más de 50 asistentes se prendieron a la computadora para no perderse este encuentro, donde los técnicos hablaron de la actualidad del país y sus pasos por Escalada. El presidente Alejandro Freije les dio la bienvenida. También estuvo presente el expresidente Alejandro Taraborrelli, quien fue uno de los impulsores del retorno de la actividad.

"Les agradezco su presencia: es muy importante, son gente de Escalada, siempre cercana a Talleres, han tenido y tienen una trayectoria muy destacada en la actividad y para nosotros es un orgullo contar con ustedes, agradecerles por su participación", afirmó Freije.

Alejandro Taraborrelli también expresó algunas palabras: "Les agradezco el acompañamiento, vemos un montón de gente hoy, tener el orgullo de ver el progreso de dos personas que nacieron en el club y eran grandes jugadores de básquet, y que tienen una carrera, y tienen la humildad de los grandes, al recordar cada vez a Talleres. Agradecer a todos los que trabajaron y trabajan por el básquet de Talleres”.

Leé también:  Dos más que siguen en Talleres

Silvio, que obtuvo la Liga Nacional de Básquet (LNB) con QUIMSA de Santiago del Estero y es uno de los coachs de la Selección Argentina masculina subcampeona del mundo en China 2019, explicó: "Con toda esta situación aprendemos a valorar el club. En muchos otros países el deporte se hace a través de las universidades, por medio de las escuelas, pero en Argentina es a través del club, y eso nos iguala a todos, convivimos todos. Al club le pedimos más de lo que le damos. Ser parte de un club implica darle algo, sino le vivimos pidiendo. Tenemos que ser socios, le tenemos que dar: dar, es cuidar. El sentido de pertenencia de llegar al club y que cada día sea un poco mejor es eso. El valor del club, lo que aprenden hoy los chicos, no se lo olvidan más. El gran paso que ha tenido el club, por ejemplo el básquet de bajar otra vez a la cancha principal, haber recuperado el gimnasio hoy, el piso, todo lo que han hecho, me parece una genialidad. Estamos muy orgullosos de pertenecer la familia del club".

Leé también:  El básquet de Talleres arma un bingo online

En tanto Cristian, que actualmente trabaja en Chile y ha estado al frente de la Selección Femenina Argentina manifestó: "“Me siento en deuda con el club a veces al estar lejos, pero he visto en las redes el avance que ha tenido el básquet y con eso estoy muy contento. Mi hermano y yo, los de mi generación, recuerdo que estábamos 10, 12 horas en el club, ahora la situación es distinta. Esta pandemia ha modificado y cambiará muchas cosas, por ejemplo, el panorama de los protocolos de los deportes, primero empezarán los individuales, luego los de contacto, quizás habrá que esperar más de lo que pensamos. Volver, debe ser un renacer, volver a empezar, aunque sea a distancia. No va a ser fácil, no va a ser lo mismo. Quiero felicitar a los profes, que le meten todo al Zoom, esto es algo para lo que no estábamos preparados, valoro su creatividad y mantener vivo el club".

Al final de la charla, volvió a tomar la palabra Silvio: "Me comprometo a ir al club a entrenar cuando termine todo esto, cuenten conmigo".