El equipo de Kopriva estuvo dos veces arriba en el marcador pero no pudo sostenerlo y debió conformarse con el empate frente a Flandria.
El partido fue parejo y el empate le quedó bien al resultado.
El partido fue parejo y el empate le quedó bien al resultado.

En el Gallardón, Los Andes y Flandria protagonizaron un atractivo partido. El Milrayitas estuvo dos veces arriba en el marcador pero no pudo sostenerlo y debió conformarse con el empate.

La noche arrancó con sorpresa en las tribunas del Gallardón al ver una formación en el campo con muchos cambios. Lo cierto es que, desde el juego, no hubo tantas diferencias entre un Flandria evidentemente aceitado (sobre todo en ataque) y un Los Andes reformado.

Incluso, el Milrayitas abriría el marcador. A los 4 minutos, una salida en falso de la defensa amarilla terminó en gol. Pereira apuró la salida por lo bajo, ganó la pelota y se la cedió a González para que anote el primero.

Leé también:  Kopriva: “Mientras los jugadores me respondan, seguiré en el club”

A los 7, López cayó en el área y el debutante Fretes tuvo la posibilidad de lucirse en el penal: le atajó el disparo y el rebote que había dejado corto a González.

Pero no fue todo. La defensa Milrayitas quedó mal parada y Levi soltó a Giménez que, de frente a Fretes, definió bien abajo para poner el 1-1.

Desde la intensidad en el ataque, Flandria era más pero a la hora de defender mostraba mucha deficiencias y ahí aparecía Los Andes, impreciso con la pelota, sin tanta movilidad, pero con el empuje de Pereira, Peralta y González para llegar.

Sobre los 48 y después de algunas ocasiones aisladas, el equipo de Kopriva encontró el segundo. Mazzolatti disparó de tiro libre y, atento, Pereira aprovechó el rebote para ir al descanso 2-1.

Leé también:  Valdez: "Hoy estamos en Copa Argentina y lo tenemos que ratificar"

Sobre los 20 minutos, la ley del ex se hizo presente. Mateo Levato, a segundos de entrar al campo, encontró un centro de Giménez para empujarla en el área chica y poner el 2-2.

Kopriva mandó al campo a Noriega y Galeano y ganó en juego y ocasiones. Pero ya no pudo recuperar el triunfo que tuvo dos veces en sus manos.